Elegidos otros cuatro delegados directos al IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas

La alegría y el compromiso con la defensa de la Revolución es el común denominador de estos jóvenes

Autores:

Marianela Martín González
Nelson García Santos
Juan Morales Agüero
Héctor Carballo Hechavarría

El sargento de primera Erik Amaurys Barrio, combatiente de una gran unidad de Tropas Especiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), resultó elegido este lunes delegado directo al IX Congreso de la UJC.

De los seis jóvenes que de manera directa seleccionarán las FAR a la cita, Barrio es el segundo. La mayoría de los jóvenes combatientes de su unidad apostaron a su firmeza y compromiso con la defensa de la Revolución.

El modo en que combina las responsabilidades como secretario general del Comité de la UJC de esta gran unidad, su militancia del Partido y sus deberes con la defensa, avalaron la confianza para que este manzanillero represente a su compañeros en una cita donde él espera que se refuercen los compromisos de los jóvenes con Fidel, Raúl y la Revolución.

«El mérito es de todos. Esta unidad durante sus 35 años de vida ha protagonizado muchas misiones decorosas en las que han participado jóvenes como yo», manifestó.

Este sargento, que se autovalora como incondicional a la Patria, sus compañeros y amigos, extiende el reconocimiento a su familiares, especialmente a su hijo.

El acto y la parada militar para la elección de este delegado estuvo presidido por el general de brigada José Alberto Ibáñez Mariño, jefe del Órgano de Tropas Especiales, y la mayor Aliosha Ochoa, miembro del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas y jefa de la sección de la UJC en las FAR.

EL SUDOR MARCA LOS DÍAS DE ANTONI

PUERTO PADRE, Las Tunas.— El primer delegado directo de la provincia de Las Tunas al IX Congreso de la UJC es un campesino de 22 años de edad, Antoni Hidalgo Román, asociado de la Cooperativa de Crédito y Servicios (CCS) Combate de Aguacatico, entidad que ostenta desde hace ocho años la distinción de Vanguardia Nacional de la ANAP.

Este joven, paradigma entre sus congéneres de surco y potrero por su consagración al trabajo, mantiene en producción una finca en la que cultiva viandas y vegetales para el consumo familiar y para entregar a Acopio. Además es propietario de seis vacas que promedian siete litros diarios de leche, destinados a iguales propósitos.

«Asociarme a esta cooperativa es una de las mejores cosas que me ha ocurrido en la vida —admite. Aquí me siento útil, porque sé que una buena parte de los alimentos que produzco se destinan a resolver necesidades del pueblo. Pero haber sido elegido para representar a la juventud tunera en el IX Congreso no tiene comparación. ¡Es un orgullo!».

La jornada de Antolni empieza temprano, a las cuatro de la mañana, cuando deja la cama para ordeñar sus vacas. Luego las lleva a pastorear y acto seguido les dedica unas horas a sus cultivos. Después de almuerzo, un breve descanso y de nuevo a las andadas. Así hasta las nueve, cuando recoge su rebaño y lo deja a buen recaudo en el corral.

Además de ser uno de los asociados cuyas tierras y ganado aportan más vianda y leche para el consumo social, Antoni preside en la CCS las Brigadas Técnicas Juveniles, que exhiben una buena labor. Ninguna de esas responsabilidades le impide atender a su familia, integrada por su esposa y por sus pequeños hijos Yileydis y Sergio Luis.

Antoni resultó elegido delegado al Congreso juvenil en un contexto de alta connotación ideológica, pues fue el 22 de noviembre de 1959 —hizo este domingo 50 años— cuando el Che Guevara convocó al primer trabajo voluntario. Además, la jornada devino oportunidad de lujo para que el Buró Nacional de la UJC entregara un reconocimiento a la Brigada Juvenil Campesina de la CCS.

En el acto donde Antoni fue electo participó Maday Iglesias, miembro del Buró Nacional de la UJC, quien dijo a JR que una prioridad de la Juventud Comunista en estas unidades agropecuarias continúa siendo la producción de alimentos, así como sumar a los jóvenes de reciente incorporación a la CCS a la Brigada Juvenil Campesina.

Las Tunas llevará dos delegados directos al IX Congreso de la organización juvenil. El segundo representante será electo próximamente en la Fábrica de Estructuras Metálicas Comandante Paco Cabrera.

ESTAR EN TODO AL MISMO TIEMPO

MOA, Holguín.— Por fin se dio a conocer el resultado, y el sonido de los aplausos, de la música, más el jolgorio de los trabajadores reunidos en la plaza, se mezclaron al unísono con el chiflido casi ensordecedor de una de las válvulas de vapor de la inmensa industria.

Todos celebraban la elección del joven Fermín Escalona Fuentes, secretario general del comité de base de la dirección de la Empresa Niquelífera Comandante Pedro Sotto Alba, como el primer delegado directo holguinero al IX Congreso de la UJC.

Se dirigió a las masas con aplomo, pero la sorpresa era aún evidente en su mirada. «Agradezco este gran honor que me hacen; no los defraudaré, y les aseguro que los jóvenes no les fallaremos nunca a la Revolución», dijo emocionado Fermín, mientras poco a poco volvía a ser el joven extrovertido y alegre que es.

Este ingeniero industrial moense, de 31 años de edad, especialista en Gestión de los Recursos Humanos de su fábrica, posee una destacada trayectoria desde los años estudiantiles, en la cual ha sobresalido siempre su natural capacidad, como se dice, «para estar en todo al mismo tiempo».

Desde sus inicios en el sector de la industria del níquel, en el año 2002, ha sido dirigente juvenil y ha resultado trabajador destacado en múltiples ocasiones. Primero como obrero de la Empleadora EMPLENI, y luego como especialista de Recursos Humanos también en la empresa del níquel Comandante Ernesto Che Guevara.

Se ha desempeñado como profesor de Química en el curso de superación para jóvenes. Ha impartido cursos de superación en distintas materias de su especialidad, en la cual se halla homologado según las normas internacionales.

Sus compañeros reconocen su ejemplar disciplina y responsabilidad ante el trabajo, pero además su don para contagiar a todos con su pasión por el deporte, principalmente, el voleibol. La música cubana y el baile son también sus preferidos.

La elección de este primer delegado directo por la provincia de Holguín se realiza en una de las primeras empresas nacionalizadas por el Gobierno revolucionario en 1959. Fueron sus propios obreros quienes la echaron a andar, gracias a la inteligencia del ingeniero Demetrio Presilla.

A MAYRELIS NO LE GUSTA «ACUMULAR» EL DESATINO

SAGUA LA GRANDE, Villa Clara.— Mayrelis Valero Martínez caminó lentamente entre abrazos y sonrisas, en medio de la euforia que desencadenó su elección como delegada directa al IX Congreso de la UJC por la Empresa Electroquímica, de esta ciudad.

Aquella alegría colectiva reveló el aprecio que le tienen los militantes y todos los trabajadores de la fábrica.

¿Cómo esta muchacha, frágil en apariencia, se hizo acreedora de esa admiración? La respuesta la encontré en palabras recurrentes de aquellos con los que conversé: «Se lo ha ganado con su esfuerzo, perseverancia, responsabilidad y perspicacia».

Luego en el diálogo que sostuve con Mayrelis, quien es la secretaria general de la UJC en la entidad, comprobé que tiene los pies puestos en la tierra. Para ella la cuestión cardinal radica en que cada cual cumpla con su función social. Esa debe ser la primera exigencia, la que debe primar.

El Congreso, pienso, se pronunciará por la necesidad de resolver situaciones que aún perjudican el funcionamiento de la Organización e influyen desfavorablemente en la producción y la prestación de servicios. Para ello hace falta, más que seguir hablando de que esto y lo otro anda mal, acabar en cada lugar con lo que perjudica, por ejemplo, la eficiencia y la producción; o facilita el derroche de recursos y estimula las indisciplinas…

«Aquí en la Electroquímica tampoco vamos a esperar el Congreso para enderezar lo que esté mal. Nosotros, aunque todo no sea perfecto todavía, tratamos de rectificar de manera cotidiana cualquier deficiencia, sin tener que aguardar hasta el día de una reunión. Eso sería como ir “acumulando” el desatino.

«Me siento feliz y estoy muy orgullosa por la confianza que depositaron en mí. Nunca lo olvidaré», enfatizó a modo de despedida, mientras con su andar elegante la vimos partir en busca de los talleres donde se forja el bienestar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.