Los jóvenes revolucionarios no fallaremos jamás

Declaración de los estudiantes de las Ciencias Médicas a nombre de los universitarios cubanos, en ocasión del aniversario 138 del asesinato de los ocho estudiantes de Medicina

Autor:

Juventud Rebelde

Hace 138 años, una descarga de balas conmovió a nuestro país con el injusto fusilamiento de ocho estudiantes de Medicina. Sus verdugos pretendían saciar con su crueldad la sed de sangre de una política decadente. Todos eran jóvenes inocentes y ninguno sobrepasaba los 21 años de edad. Este hecho fue colofón de un obstinado proceso de odio e impotencia ante el espíritu pujante de la Revolución naciente. El 27 de Noviembre es para nosotros historia viva, símbolo cimero de nuestras tradiciones y convocatoria permanente al combate.

Estas huellas de tristeza deben recordarse no solo en el onceno mes del año, sino siempre. Son imprescindibles para comprender la historia de una nación fraguada con la valentía de sus hijos y en la lucha cotidiana contra desproporcionadas fuerzas externas. Por todo esto:

DECLARAMOS: continuar formándonos como jóvenes revolucionarios, para salvar vidas en Cuba y cualquier parte del mundo; mantener nuestro compromiso con la Revolución, Fidel y Raúl; no claudicar jamás, aunque en el imperio apuesten que es solo cuestión de tiempo; demostrar la fuerza extraordinaria de una juventud unida y rebelde; seguir junto a nuestro pueblo y a la fuerza invencible del Partido, la obra noble y genuina de los héroes de la Patria, fortaleciendo los ideales de Martí, Camilo, Mella y el Che.

DENUNCIAMOS: todo acto criminal cometido contra jóvenes inocentes en el mundo; el impacto del bloqueo genocida a que nos somete el Gobierno de los Estados Unidos y sus consecuencias para nuestros servicios de salud y el injusto encarcelamiento de nuestros cinco hermanos, víctimas del odio imperial, que demuestran con su ejemplo cuánto de héroe hay en cada joven cubano, haciendo de lo cotidiano la heroicidad.

REAFIRMAMOS: que la Universidad Médica de hoy, no es solo el espacio de formación académica sino de intercambio con la sociedad, de formación revolucionaria y desarrollo ético de la profesión, que forma jóvenes comprometidos con el fortalecimiento del principio de internacionalismo con los pueblos del mundo; conservar siempre en alto, el nombre de Universidad Médica Cubana, ejemplo indestructible de solidaridad, humanismo y desinterés; mantener la eficiencia y la racionalidad en el uso de los recursos, la excelencia y la calidad en los servicios.

Aquí está formado el «Ejército de batas blancas» en pie de lucha cada día, combatiendo en nuestras aulas, hospitales, policlínicos y consultorios. Fuerzas no faltarán, nosotros los jóvenes revolucionarios no fallaremos jamás. ¡Lo juramos!

¡Gloria eterna a los ocho estudiantes de Medicina!

¡Viva la FEU!

¡Viva la Unión de Jóvenes Comunistas!

¡Viva el Partido Comunista de Cuba!

¡Vivan Fidel y Raúl!

¡Patria o Muerte!

¡Venceremos!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.