Santiago de Cuba elige su primer delegado directo al IX Congreso de la UJC

Yoandrys Ginarte Consuegra, técnico en Traumatología Ortopédica en Palma Soriano, manifestó su alegría y orgullo ante la designación

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

PALMA SORIANO, Santiago de Cuba.— El rostro habitualmente sereno y serio del joven técnico en Traumatología Ortopédica Yoandrys Ginarte Consuegra, se transformó por segundos en una espléndida sonrisa.

Entre la ovación y la alegría de sus compañeros del policlínico docente Ramiro Betancourt, de la localidad de Dos Ríos, en este municipio santiaguero, recibió la noticia de que se convirtió en el primer delegado directo de la provincia santiaguera y del sector de la salud en el país, al IX Congreso de la UJC.

«Esta elección es un privilegio para mí y un compromiso, ya que nos corresponde mantener y elevar lo logrado hasta hoy con entrega y sacrificio en este centro, en función de brindar un servicio de excelencia a nuestro pueblo; y esa misión nos toca a los jóvenes, que aquí somos la mayoría», dijo, retomando el tradicional sosiego de sus 30 años, aunque con similar satisfacción a la que muestra cuando consigue alejar el dolor del rostro de los pacientes que llegan hasta él con alguna dolencia ortopédica.

El orgullo de Yoandrys es también el de los más de 300 jóvenes, entre ellos 153 militantes de la UJC, que desde el Ramiro Betancourt, colectivo moral de la salud, Unidad Jardín, Centro Amigo de la Madre y el Niño, y con un trabajo sostenido en el Programa Materno Infantil, apuesta por acercar la atención, desde 29 servicios, a más de 23 000 habitantes de siete consejos populares, incluyendo la zona cañera de Palma Soriano.

Para el secretario del Comité UJC del policlínico palmero y también integrante de los comités municipal y provincial de la organización juvenil, los noveles de su sector pueden contribuir a mantener las conquistas de la Revolución desde la superación constante, que garantice brindar servicios con los que la población se sienta complacida.

El propio desempeño de Yoandrys: sereno, operario de mantenimiento y hoy técnico en Traumatología, gracias a los influjos del programa Revolución, que rehabilitó e hizo crecer su institución de salud, es tributo cotidiano a la constancia, la entrega al trabajo y el afán de perfeccionamiento.

En la elección de Yoandrys como delegado a la magna cita juvenil va también el reconocimiento a su desempeño como delegado de la circunscripción 36, de la zona de Vega Honda, donde vive y su familia, especialmente su esposa Yanet Cruz, le ayuda cuando las sesiones de trabajo se extienden hasta la casa.

La elección del primero de los tres delegados que por vía directa llevará Santiago de Cuba al próximo Congreso de la UJC, fue el premio al carisma, la sencillez, la responsabilidad y la iniciativa. Fue justo entonces, que por unos segundos, y aunque ninguna cámara fotográfica lograra perpetuarlo, una sonrisa espléndida inundó el sereno rostro de Yoandrys.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.