Un día para toda la vida

Seleccionan en Villa Clara por el Ejército Central a la primer teniente Yumilka Díaz Martínez  como delegada directa al IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA, Villa Clara.— A la primer teniente Yumilka Díaz Martínez le brotó incontenible la alegría, pero no la sorprendió la noticia de que era delegada directa al IX Congreso de la UJC por el Ejército Central.

¿Por qué? Sencillo. Para esta atractiva joven, nacida en Baracoa, en la provincia de Guantánamo, los tres precandidatos tenían los méritos suficientes para ser seleccionados. «Me tocó a mí y estoy muy contenta por esa muestra de confianza de mis compañeros de militancia. Los sabré representar dignamente», enfatizó.

Al principio esquivó hablar de ella, esgrimiendo el gran orgullo que sentían todos porque escogieron a esta gran unidad de la Defensa Antiaérea y Fuerza Aérea Revolucionaria para seleccionar el representante del Ejército Central al Congreso.

—¿Tampoco te sorprendió esa decisión?

—Bueno, sí, aunque estábamos conscientes que teníamos apreciables resultados. En ese hecho cristalizó el reconocimiento al esfuerzo colectivo.

A la unidad le fue reconocido el eficaz cumplimiento de las misiones asignadas y el mejoramiento de las condiciones de vida y trabajo, entre otros méritos.

Yumilka es la jefa de comunicaciones en una mediana unidad de la Región Militar de Villa Clara. Y a pesar de su juventud se ha ganado el respeto y la admiración de sus jefes y subordinados.

En su trayectoria se destacan su graduación con diploma de sobresaliente en el Instituto Técnico Militar José Martí, Orden Antonio Maceo, la Distinción por el Servicio Distinguido en las FAR y su desempeño en varios cargos y unidades con resultados positivos en sus responsabilidades específicas y en tareas de dirección en la UJC.

«¿Qué pienso sobre el próximo Congreso? Estoy segura que contribuirá a solucionar esos problemas que afectan a los jóvenes en nuestra sociedad. Hay cuestiones que perjudican la producción o los servicios, además de apatía y falta de combatividad que requieren de un mayor protagonismo de la militancia y los jóvenes en general. Allí vamos a mostrar, en especial, que la juventud jamás le fallará a la Revolución».

Fue un día de los inolvidables para Yumilka. Estaba desbordada de satisfacción cuando recibía la felicitación de sus compañeros más cercanos y también de Julio Lima Corzo, primer secretario del Partido en Villa Clara, y del general de división Raúl Rodríguez Lobaina, jefe del Ejército Central.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.