Inauguran Alameda de la locución en Ciego de Ávila

Manolo Ortega, Eddy Martin, Josefina Sánchez, Enrique Goizueta y Orlando Castellanos, son algunos de los 45 locutores cuyos nombres aparecerán ahora en el complejo monumentario

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

CIEGO DE ÁVILA.— En horas de la tarde de este sábado será abierta la Alameda de la Locución. En un atardecer que promete ser otoñal, el manto que oculta la estatua del micrófono de cinco metros de altura será corrida, y el público —no solo de Ciego de Ávila, sino de Cuba entera— podrá rendirles homenaje por siempre a aquellas voces que nunca dejaron de acompañarnos.

Manolo Ortega, Eddy Martin, Josefina Sánchez, Enrique Goizueta, Nilda Gessa, Orlando Castellanos, Julita Marino y Manolo Cabrera son algunos de los 45 locutores —fallecidos todos— nacidos aquí o cuya vida transcurrió en buena medida en esta ciudad y cuyos nombres aparecerán ahora en el complejo monumentario.

A muchos de ellos nunca les vimos el rostro. En cambio su voz siempre nos acompañó casi todos los días en horas y momentos muy específicos. Hoy ellos y todos los demás colegas de Cuba tendrán su espacio en esta ciudad, considerada la Capital de la Locución Cubana, debido a la cantidad de hijos que dio a esta profesión.

El artista Félix Javier (Pupi) fue el creador del micrófono, que reproduce el mismo modelo de las telenovelas clásicas de Félix B. Cagnet o los boleros de Benny Moré.

La obra se debe también a los obreros de la Unidad Básica de Aseguramiento a la Construcción, pertenecientes a la Dirección Provincial de Comunales. Gracias a todos ellos, a Ciego de Ávila le creció el corazón a través de esa Alameda de 200 metros, donde ya juegan los niños, y los abuelos recuerdan sus amores de antaño. Los que nunca se olvidarán.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.