Llaman a fortalecer el papel de la UJC en la producción y los servicios

En pos de la eficiencia económica y el ahorro, esa fue una constante en las asambleas municipales de la Unión de Jóvenes Comunistas en varios territorios

Autores:

Marianela Martín González
Hugo García
María Alejandra Casanova García

Muchos resquicios quedan abiertos al despilfarro en los centros laborales. Cualquier taller, escuela o entidad de servicios dispone de recursos valiosos, que en ocasiones se dilapidan indiscriminadamente.

No pocas veces se obvia, se desconoce o se subestima el esfuerzo del país por adquirir ciertas materias primas, medicamentos o disímiles productos alimentarios o fabriles.

El anterior resultó uno de los principales temas abordados por los delegados a la asamblea de balance IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en el municipio de Matanzas, quienes coincidieron en que hay que aferrarse al ahorro de recursos en todas las ramas de la economía de nuestra sociedad.

Raúl Cruz, primer secretario de la UJC en ese municipio, se refirió al proceso que desarrollan las brigadas de la FEU en las instituciones de Salud, relacionado con la discusión de un documento sobre racionalidad de los recursos, con énfasis en la necesidad de combatir el derroche y la incorrecta utilización de los mismos.

El técnico Ángel Raúl Ross, de la Empresa de Electromedicina, explicó la labor que realizan los militantes cuando visitan las unidades para lograr en esos lugares mayor racionalidad en el uso de los equipos y señaló el esfuerzo para recuperar el equipamiento.

Los equipos son del primer mundo, muy sofisticados; las piezas son caras y por eso hay que cuidarlos, sostuvo Ángel, al precisar que ya la provincia cuenta con la carrera de Ingeniería en Electromedicina, cuyos graduados posibilitarán una mejor atención a todo lo instalado.

El sector de la Salud Pública puede ahorrar muchos recursos sin perder la calidad de los servicios, añadió aquí José Ramón Machado Ventura, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

El también miembro del Buró Político del PCC exhortó a emplear más los exámenes clínicos en el diagnóstico que realizan los especialistas, antes de indicar tomografías, Rayos X o ultrasonidos, con lo que se evitarían gastos innecesarios.

Hay que acabar con el paternalismo, pues a veces existen lugares donde hay contenido de trabajo para dos y la plantilla tiene ocho, dijo Machado, al analizar que estructuralmente no debe ser así; debe haber proporción, ya que en algunos lugares sobran y en otros faltan.

Liudmila Álamo Dueñas, primera secretaria de la UJC, reflexionó sobre la necesidad de conocer cuánto le cuesta a la sociedad formar a los técnicos y profesionales de los servicios de Salud o el costo por día de un paciente ingresado.

La producción de alimentos, la defensa de la patria, la ubicación de los recién graduados para el servicio social y el combate a las conductas delictivas fueron otros de los termas abordados.

En esta reunión, presidida igualmente por Omar Ruiz Martín, primer secretario del Partido en la provincia, fue elegido el nuevo Comité Municipal y se ratificó como primer secretario a Raúl Cruz Hernández, quien resultó electo como delegado al IX Congreso de la UJC junto a Yadira Guau, Mariana Montenegro y Yanay Oliver.

Avalancha contra la desmovilización

El comité de base se parece a su secretario general del mismo modo en que el universo juvenil se asemeja al comité de base con el cual interactúa.

Lo anterior fue reiterado en la asamblea de balance de la UJC en Santa Cruz del Norte, municipio habanero eminentemente industrial, en el que se encuentra una de las termoeléctricas más importantes del país y donde, según el informe discutido, es pobre el crecimiento a las filas de la organización de la vanguardia juvenil.

Según explicó Antonio León, secretario general del comité de base de la Termoeléctrica, la falta de preparación política de los jóvenes en su centro marca el paso corto con que crecen. También se ven limitados a aumentar porque la mayoría de los muchachos eran desvinculados del estudio y el trabajo.

No se trata de crecer por crecer, como apuntó Olga Lidia Tapia Iglesia, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, pero hay que trabajar con intencionalidad en todo el universo juvenil, con mayor énfasis en aquellos lugares donde la vanguardia tiene que estar presente por todos los rincones para garantizar, con su ejemplo y exigencia, el cumplimiento de las tareas.

La funcionaria dijo que el traje a la medida debe ser diseñado para que los jóvenes sean protagonistas de verdad. Es preocupante que en Santa Cruz existan 128 centros laborales o de servicios donde no hay presencia de comité de base.

Melvis Señán, secretaria general del comité de base del sectorial de Salud en el municipio santacruceño, dijo que la motivación de la militancia depende de sus dirigentes, y que la desmotivación tiene sus causas en la mala organización de las instancias de base.

Precisó que en cada centro laboral o de servicios no debe desaprovecharse la oportunidad de escuchar a sus jóvenes, porque pese a no tener toda la experiencia necesaria, sí cuentan con la frescura y ganas de hacer que a veces les falta a los más veteranos.

El miembro del Buró Nacional de la UJC Hilder Torres Escalona reflexionó sobre la manera en que hay que profundizar sobre las discusiones en los comités de base, pues parece que en ocasiones no se leen los planteamientos de los militantes. «Nuestros jóvenes sí dicen cómo son las cosas. Donde no lo dicen es porque han perdido la confianza en que los problemas se resuelvan».

Leslie López, maestra de la escuela primaria Carlos Manuel de Céspedes, manifestó que se nos están yendo maestros que ya terminaron su servicio social y habían estudiado, gracias a los programas de la Revolución, carreras no pedagógicas. Esto pudiera evitarse si hiciéramos un buen trabajo persona a persona, pero a veces somos indiferentes ante situaciones tan preocupantes como asegurar la estabilidad docente.

Orestes Hernández, primer secretario de la UJC en Santa Cruz del Norte, fue elegido delegado al IX Congreso de la organización, junto a Yudiel Ruffín, militante de la Empresa de Perforación y Extracción del Petróleo.

Encarar retos económicos

La necesidad de fortalecer el papel de la UJC en los sectores productivos y de servicios, en función de la eficiencia económica y el ahorro, fue la constante en los debates de la asamblea de balance de la UJC en el municipio capitalino de Cotorro, celebrada en la Empresa Siderúrgica José Martí.

Allí se analizó el comportamiento de los comités de base, y a su vez el rol que desempeñan estos en la labor productiva de los diferentes sectores estatales del Cotorro, entre los que se encuentran la Cervecería Guido Pérez, el Complejo Lácteo de La Habana, Antillana de Acero y la Cooperativa de Crédito y Servicios Fortalecida Antonio Maceo. Se examinó además el comportamiento de la juventud en la EIDE Mártires de Barbados y el IPUEC José Martí.

Los delegados destacaron la necesidad de elevar el trabajo político e ideológico, el papel de la ejemplaridad del militante y su responsabilidad en el enfrentamiento a la corrupción, así como en la defensa de la Patria.

Algunas de las deficiencias señaladas a la organización en el territorio son el resquebrajamiento de la disciplina en la vida interna y la desmotivación en el cumplimiento de las tareas. Asimismo se abordó el tema de los jóvenes desvinculados del estudio y el trabajo.

Una muestra de esa debilidad es que al cierre de 2009, el Cotorro contaba con 1 289 militantes de la UJC, agrupados en 175 organizaciones de base, lo que, comparado con el año anterior, representa un decrecimiento en 324 militantes.

Para el presente año, la UJC en el Cotorro trabajará por incrementar el papel de los jóvenes en la producción, los servicios, el ahorro, la eficiencia y las exportaciones, así como en la sustitución de importaciones. Desde las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ), estimulará el fomento de soluciones a la producción y los servicios.

Otros objetivos son potenciar la orientación profesional y formación vocacional en dependencia de las necesidades del territorio, particularmente hacia carreras pedagógicas y agropecuarias; elevar el rigor y exigencia en el funcionamiento de las organizaciones de base y asegurar la política de cuadros mediante la preparación de los secretarios generales, pioneros y dirigentes de la Federación de Estudiantes de Enseñanza Media.

Como primera secretaria de la organización en el Cotorro fue ratificada Zulia Muñoz, quien junto a Donal Alfonso y Rademé Marrero conforman la delegación de ese territorio al Congreso juvenil.

La urgencia que tiene el país de que los jóvenes protagonicen nuestras batallas económicas fue destacada en una intervención especial por Lázara Mercedes López, primera secretaria del Comité Provincial del Partido en Ciudad de La Habana.

Presidieron también la asamblea Abelardo Álvarez Gil, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, y Ana Judith Arie Sarmiento, primera secretaria del Comité Provincial de la UJC en la capital, entre otros invitados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.