Analizan en audiencia pública Estrategia Nacional de Tránsito - Cuba

Analizan en audiencia pública Estrategia Nacional de Tránsito

Entre los principales cambios que se proponen a la Ley 60 se encuentran la introducción de nuevas definiciones sobre los choferes, mayor rigor en las sanciones a diferentes indisciplinas relativas al consumo de alcohol y la tenencia de la licencia de conducción

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Una audiencia pública realizada en el Ministerio de Transporte analizó las modificaciones propuestas a la Ley de Vialidad y Tránsito, la modernización de medios de los que dispone la Policía especializada para velar por su cumplimiento, el perfeccionamiento de los centros de revisión técnica de vehículos y la necesidad de un mejor desarrollo de la educación vial, integradas a la Estrategia Nacional de Tránsito.

Entre los principales cambios que se proponen a la Ley 60 se encuentran la introducción de nuevas definiciones sobre los choferes, mayor rigor en las sanciones a diferentes indisciplinas relativas al consumo de alcohol y la tenencia de la licencia de conducción, así como un sistema de bonificación y de disposiciones complementarias que le permiten al conductor rectificar mediante exámenes teóricos.

Mario Ríos, de la Dirección Nacional de Tránsito, ponderó la implementación de medios técnicos como la pistola radar de velocidad y las cámaras de video-vigilancia que han demostrado su efectividad en el control y disminución de las violaciones. La validación sanitaria y jurídica del alcoholímetro como parte de este proyecto, agregó, es una de las urgencias que tiene el cuerpo especializado de la Policía Nacional Revolucionaria.

«Si tenemos en cuenta que en uno de cada tres accidentes el consumo de alcohol ha estado presente en conductores y también en peatones, y que además un elevado porcentaje de ellos tienen lugar en zonas rurales, resulta necesario el empleo de este equipo, que permite determinar el nivel de alcohol en sangre antes de dirigirse a una institución hospitalaria. Así podemos dar una respuesta rápida en un tiempo breve, aunque luego debamos confirmarla con el personal médico autorizado», explicó Ríos.

Jorge González, rector del Instituto Superior de Ciencias Médicas, expresó que todo médico recién graduado, incluso estudiantes de los últimos años de esta carrera, están capacitados para efectuar el diagnóstico de alcoholismo agudo con fines judiciales, y promovió además el debate en torno a las tasas máximas de alcoholemia, sobre todo las concernientes a los choferes profesionales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.