Periodistas cubanos ratifican su compromiso con la verdad

Un conversatorio con periodistas que han reportado la labor solidaria de Cuba en otros países tuvo lugar este martes como parte de la jornada por el Día de la Prensa Cubana

Autor:

Mayte María Jiménez

Atrapar en palabras, sonidos, imágenes y caricaturas la inmensa obra de solidaridad que Cuba brinda a pueblos hermanos es la misión primera de todos los profesionales de la información —reporteros y reporteras, fotógrafos y fotógrafas, camarógrafos, técnicos y caricaturistas— que se han desempeñado y se desempeñan como «enviados especiales» de la prensa cubana.

De esa gran responsabilidad —y privilegio— se habló este martes, como parte de la Jornada por el Día de la Prensa Cubana. Ellas y ellos, unos periodistas, otros caricaturistas… revelaron las diversas maneras y herramientas de que han echado mano para contar la verdad sobre el quehacer de médicos, enfermeros, educadores y otros trabajadores de la Isla que llevan sus conocimientos y altruismo a los sitios más insospechados de la geografía mundial.

Tomás Rafael Rodríguez, conocido como Tomy, inauguró una exposición de caricaturas políticas que fuera presentada en la República Bolivariana de Venezuela como saludo al aniversario 51 del triunfo de la Revolución Cubana.

En el Centro de Prensa Internacional (CPI), en la capital, puede apreciarse una muestra de todos aquellos acontecimientos que marcaron la agenda noticiosa del «decano» de los caricaturistas cubanos, durante los últimos cinco años. Caricaturas políticas por su carácter de denuncia, hablan, exhortan a la opinión pública a fijar posición sobre asuntos tan sensibles como la contaminación ambiental, las guerras, las crisis y la supervivencia de la vida en el planeta.

Para Tomy: «La caricatura deviene género periodístico imprescindible para hacer llegar mensajes en los tiempos actuales. Constituye una herramienta capaz de transmitir las ideas, para polemizarlas».

Según comentó el colega esta expresión periodística debe tenerse más en cuenta desde los medios de comunicación, de manera que alcance el reconocimiento necesario para que llegue a las nuevas generaciones de creadores plásticos, y estimule a los noveles caricaturistas.

Tomy estudió Agronomía y de forma autodidacta se introdujo en el mundo del humor y la caricatura. Desde el año 1968 trabaja para la prensa, encontrando un lugar especial en Juventud Rebelde y en su suplemento dedeté.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.