Crece papel de los jóvenes en los sectores productivos y de servicios de la Isla

Delegados e invitados a la máxima reunión de la organización de vanguardia de la juventud cubana debaten sobre el papel de las nuevas generaciones en la Batalla Económica

Autor:

Juventud Rebelde

Equipo Especial de JR

El fortalecimiento y protagonismo de la Unión de Jóvenes Comunistas en el sector productivo y de servicios es clave  para acrecentar el papel de las nuevas generaciones en la batalla económica, al ser esta la vanguardia de la juventud cubana, afirmaron los delegados al IX Congreso que intervinieron en la comisión homónima.

Fue consenso que a la UJC le corresponde estar a la cabeza de este proceso, y que potenciar el trabajo de los comités de base requiere que todos sus militantes y el resto de los jóvenes enfoquen su quehacer en el ahorro y el empleo racional de los recursos, la disciplina laboral y tecnológica, el aprovechamiento de la jornada, la eficiencia y la lucha contra el delito y la corrupción.

La consolidación de las tradiciones laborales y la formación vocacional, el compromiso con la presente actualización del modelo económico, el despegue en la producción de alimentos, la sustitución de importaciones y demás estrategias, también requieren de fortalecer y multiplicar el trabajo político e ideológico a partir de tareas concretas para cada joven, se dijo.

Yulián García Zayas-Bazán, de la empresa agropecuaria Yabú, de Villa Clara, señaló que su entidad, con más de mil trabajadores, apenas poseía 160 jóvenes menores de 30 años de edad y solo 17 militantes de la UJC.

«La militancia, a partir del movimiento del IX Congreso, se replanteó su trabajo, a fin de incrementar su liderazgo y aprovechar todas sus fortalezas, lo que ha impactado en los indicadores económicos y la productividad, la cohesión del colectivo laboral, y el relanzamiento de las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ)», explicó.

La comisión Papel de las nuevas generaciones en la batalla económica estuvo presidida por los miembros del Buró Político Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Agricultura, Salvador Valdés Mesa, secretario general de la CTC, y Misael Enamorado.

También participaron Gladys Bejerano, vicepresidenta del Consejo de Estado y contralora general de la República,  Víctor Gaute, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, y Marino Murillo, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Planificación, entre otros ministros encargados de carteras económicas, primeros secretarios del Partido de varias provincias y otros miembros del Comité Central.

Maday Iglesias, miembro del Buró Nacional de la UJC, señaló la necesidad de fortalecer la vida interna de la organización en los sectores productivo y de servicio para reforzar su liderazgo, y trabajar en la participación consciente de los jóvenes en la actividad económica.

La estrategia de la UJC en el sector productivo y de servicios debe enfocarse en la permanencia, la conciencia y el sentido de pertenencia entre todos los jóvenes, señaló David Rivero, de los Astilleros de Casa Blanca.

Los delegados coincidieron así en que es fundamental dar una atención individualizada a cada joven, en especial a los que se inician en la vida laboral, repartir tareas útiles, crecer con militantes de las áreas productivas, estar presentes en todos los turnos de trabajo y priorizar el trabajo político e ideológico.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.