Carta abierta de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana a los jóvenes

En el mensaje se afirma que el IX Congreso de la UJC ha sido el magnífico escenario donde ustedes debatieron todas estas circunstancias y dejaron definida la firme posición de nuestra juventud a la vanguardia de la Revolución

Autor:

Juventud Rebelde

Queridas muchachas y muchachos:

Al dirigirnos a ustedes estamos conscientes de que lo hacemos a una generación formada en la Revolución, y por tanto con convicciones y valores que la acercan al Hombre Nuevo de que nos habló nuestro inolvidable Che. La generación de la cual forman parte es heredera y continuadora de la que alfabetizó, vivió la Crisis de Octubre, escribió páginas gloriosas en las misiones internacionalistas y forjó jóvenes de la talla de nuestros Cinco Héroes Prisioneros del Imperio.

Las circunstancias en las cuales les toca vivir hoy a ustedes son decisivas, el mundo se debate en una crisis ambiental que lo encamina hacia su definitiva destrucción; los pueblos enfrentan una depresión económica profunda que los empobrecen cada vez más y de la cual no son responsables.

Nuestra América contempla, con preocupación creciente, como se alza el puño sangriento del imperialismo blandiendo los siete puñales de que nos previno Fidel, sobre el destino de los pueblos que recién inician el camino hacia su segunda liberación y luchan por alcanzar toda la justicia: Cuba, guiada firme y previsoramente por las ideas y el ejemplo de Fidel y Raúl, redobla decididamente su marcha hacia la construcción de la sociedad Socialista.

En momentos cruciales, como estos que estamos viviendo, hay que cuidarse mucho de la actuación oportunista de nuestros enemigos. Ellos están tratando de ablandar nuestra firmeza ideológica. Con calumnias y prepotentes, arbitrarias y «odiosas» listas y clasificaciones, tratan de justificar ante el mundo su criminal bloqueo y la guerra económica contra nuestro pueblo. Se empeñan denodadamente en destruir y revertir el ejemplo que Cuba representa.

Ellos explotan habilidosamente las contradicciones lógicas y necesarias que se presentan en nuestro desarrollo, estimulan el desaliento, la indisciplina y el delito y esperan, desesperadamente, el momento propicio para una agresión. Tienen puestas sus esperanzas en que la guerra mediática, el bloqueo y las dificultades de todo tipo que nos crean, den lugar, tras la desaparición de nuestra dirección histórica, al surgimiento de trasnochados revisionistas que traten de conducir a la nueva generación a la traición y el retroceso.

El IX Congreso de la UJC ha sido el magnífico escenario donde ustedes debatieron todas estas circunstancias y dejaron definida la firme posición de nuestra juventud a la vanguardia a la Revolución, trabajando por su definitiva consolidación y legándole a la generación que la suceda, la tarea patriótica de no descansar hasta lograr toda la justicia, como nos ha indicado nuestro querido y victorioso Comandante en Jefe.

Este Congreso reforzó el propósito y la voluntad de mantener el estudio y respeto por nuestra rica Historia, pues mediante su conocimiento se explicarán las raíces del pensamiento político cubano y rememorarán los imborrables ejemplos de dignidad, desprendimiento, valentía y entrega que caracterizaron la vida y la obra de nuestros antecesores.

La Generación del Centenario se ha considerado, y también los considera a ustedes, sucesores de los mambises, luchadores por un mundo nuevo y justo. No debemos descansar hasta lograrlo, y mientras tanto, mantengamos viva nuestra decisión con un profundo desprecio hacia la sociedad que nos ofertan los capitalistas, con la fidelidad eterna a la patria, a la Revolución y a nuestros dirigentes Fidel y Raúl, y con nuestra firmeza ideológica y la entrega al trabajo que tanto demanda el desarrollo y a lo cual nos ha llamado Raúl.

Los felicitamos por este IX Congreso.

¡Adelante con nuestra Revolución Socialista, no olviden nunca que la Patria os contempla orgullosa!

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.