Los jóvenes cubanos votan por la democracia

Miguel Osnay Colina, jefe del Departamento Ideológico de la UJC, dialoga con JR sobre la presencia de los jóvenes en los comicios de este domingo

Autor:

Mayte María Jiménez

«La votación es un ejercicio de completa soberanía, un derecho que ejercen los jóvenes cubanos sin que medie alguna presión o interés, que no sea la democracia y la voluntad de identificar a la persona capaz de solventar las problemáticas de la comunidad».

Así definió Miguel Osnay Colina, jefe del Departamento Ideológico el ejercicio democrático que este 25 de abril convoca a más de ocho millones de cubanos, de ellos más de 325 000 son jóvenes que votan por primera vez al arribar a la edad de 16 años.

En declaraciones a nuestro diario el dirigente juvenil insistió en que en el país no existe ningún tipo de interés material o de conveniencia.

«Los jóvenes pueden nominar y ser nominados, elegir y ser elegidos como delegados a las asambleas municipales del Poder Popular, estructura básica del gobierno, que representa los derechos de la comunidad».

—¿Cómo valora la representación de las nuevas generaciones en las candidaturas a delegados?

—Creo que es una muestra de la confianza y el apoyo incondicional de la juventud al sistema social cubano, y el rol que han de desempeñar en la continuidad histórica de nuestra Revolución.

«Estamos seguros de que los noveles nominados tienen las capacidades necesarias para defender los derechos de sus localidades, pues han progbado su sentido de la responsabilidad y destreza frente a miles de vecinos», señaló.

—¿Qué significado tiene la amplia presencia juvenil en las elecciones, como expresión de la cultura democrática cubana?

—Los jóvenes que hoy participan y eligen son definitivamente una señal clara de que las nuevas generaciones están a favor de nuestro sistema social.

«Así este ejercicio electoral deviene también respuesta a las injurias que hoy se orquestan en el mundo contra Cuba y confirma que los jóvenes están aquí para desmentirlas.

En el municipio capitalino de Playa, Camila Báez, una muchacha de 16 años tuvo la experiencia por primera vez de participar en un ejercicio electoral.

Aún emocionada por este momento, la joven aseguró que al elegir a quien la representará en su comunidad y sabrá enfrentar los principales problemas que allí acontecen, «estamos reconociendo ante el mundo que en Cuba los jóvenes ejercen sus derechos como ciudadanos cubanos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.