Ricardo Alarcón: Cuba está haciendo una celebración de la democracia

Estoy seguro que las próximas asambleas municipales van a ser vigorizadas con mucha energía joven, declaró Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, tras ejercer su derecho al voto

Autor:

Dora Pérez Sáez

Unos minutos después de las diez y media de la mañana, Ricardo Alarcón de Quesada, presidente del Parlamento cubano, acudió a ejercer su derecho al voto en el colegio ubicado en la Dirección Provincial de Salud, en el municipio de Plaza de la Revolución.

Alarcón recordó que en ese mismo lugar, en el mes de marzo, participó en la asamblea donde los vecinos decidieron entre ellos quien sería su candidato.

«En esta ocasión —reveló— debo decir con satisfacción que vamos a elegir a una delegada. En esta circunscripción generalmente había sido un hombre, pero hoy las dos candidatas son compañeras jóvenes.

«Creo que estamos culminando un proceso muy importante, que es una reafirmación de la voluntad de nuestro pueblo de seguir perseverando, de seguir perfeccionando, mejorando un sistema que como todos sabemos también contiene errores, limitaciones y deficiencias.

«Pero estoy seguro que las próximas asambleas municipales van a ser vigorizadas con mucha energía joven, con mucha energía femenina —por lo que he visto que ha pasado acá en el municipio de Plaza de la Revolución—, y ellos cumplirán una tarea fundamental en la lucha contra la corrupción, el desvío de recursos, la ineficiencia y la insensibilidad, para hacer nuestra vida un poquito mejor».

Alarcón recalcó que desde que surgió el Poder Popular en la Isla, los cubanos han votado muchas más veces que en toda la historia del país antes del primero de enero de 1959.

«Y aunque Cuba no pretende ser modelo para nadie, debo decir que los cubanos han votado muchas más veces que los ciudadanos de Norteamérica o de Europa. Yo mismo acabo de hacerlo por segunda vez ahora, y si las dos muchachas empataran, el domingo que viene nos encontramos otra vez aquí a ver si elegimos a una de las dos. Y si vuelven a empatar, volveremos a hacerlo. Y así sucesivamente.

«No solo los cubanos han votado muchas más veces que los que se consideran “graciosamente” dueños de la democracia, sino que además lo hemos hecho sin fraude, sin mentiras, sin demagogia, sin farsas ni componendas que hacen que en muchos lugares, como se sabe, lo que impere sea la corrupción, el robo y la compraventa de votos.

«Ninguna de las dos compañeras ha hecho campaña en este barrio, ni ha gastado un solo centavo para ser candidata, y ninguno de los electores ha tenido que gastar un centavo para ser elector, ni ha hecho ninguna gestión complicada como sí tienen que hacer millones de personas en otras partes del planeta.

«Los cubanos no solamente hemos votado más veces que los demás, sino que somos los únicos que también votamos para decidir quiénes aparecen en esa boleta, porque esas dos muchachas fueron escogidas y propuestas por los vecinos de esta zona».

En relación con el tema de la campaña mediática que Estados Unidos y la Unión Europea realizan contra Cuba, el miembro del Buró Político especificó que esta tiene 50 años de edad. «Comenzó en marzo de 1960, cuando la Casa Blanca acordó,  para combatir a la Revolución cubana, no solamente desarrollar el bloqueo económico y preparar la invasión de Girón, sino como cuestión fundamental, crear una oposición dentro de Cuba y organizar una poderosa ofensiva de propaganda para inflar a esa oposición.

«Todos los que están aquí son testigos de que esa ha sido la realidad durante 50 años. Con ello han logrado sobornar, crear, comprar algunos pocos mercenarios, y han logrado alquilar algunos farsantes y mercachifles que se hacen pasar por políticos o por periodistas.

«Pero a este pueblo no han podido comprarlo, porque este pueblo lo ha probado en medio siglo, no está a la venta, ni se vende ni se rinde. Y estas elecciones lo van a demostrar a quien quiera verlo con sus propios ojos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.