El corazón en los carteles

Los habaneros que están desfilando este Primero de Mayo por la Plaza de la Revolución José Martí, expresan a su manera cubanísima los sentimientos que experimentan en una fecha tradicional de homenaje y solidaridad a los trabajadores

Autor:

Juventud Rebelde

«Ya los cubanos estamos graduados en la defensa de la patria», decía uno de los carteles que enarbolaba un trabajador que marchaba, codo con codo, en la compacta masa de pueblo, en la Plaza de la Revolución, en representación del municipio capitalino del Cerro.

Así se han leído miles de pancartas, telas, carteles, afiches o cartones con expresiones de apoyo a la Revolución y de condena al bloqueo de Estados Unidos, en el desfile por el Día Internacional de los Trabajadores.

Uno de los estandartes sostenidos por varios jóvenes, por su tamaño, decía: «Cuba es un pequeño país que todo el mundo respeta porque brinda solidaridad y la recibe con amor».

Otra idea sostenida en un cartel elevado por un fino, pero sólido madero, afirmaba: «El Socialismo es un empeño voluntario de Cuba que cumple ya casi medio siglo, pero el imperialismo es una imposición de once gobiernos yanquis, que incluye bases militares en muchos países y agresiones en diferentes naciones».

Alienta saber que tras las agresiones de Estados Unidos, «Los cubanos no se rinden ni se venden», como rezaba otra pancarta llevada por dos mujeres habaneras.

Pero también nos alegra conocer que este desfile en la Plaza que lleva el nombre sagrado de José Martí, de más de un millón de habaneros, se multiplica a lo largo y ancho de la república en los restantes municipios cubanos.

«A nadie lo botan del trabajo porque no haya asistido a la Plaza», decía un cartel que llevaba una anciana que marchaba mezclada con el pueblo y, al virarlo, por detrás afirmaba: «El que no está en la Plaza, está frente al televisor de la sala de su casa», singular mensaje que caracteriza a los cubanos de este archipiélago.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.