Desarrollan en Cuba vacunas contra tosferina y cólera

Diagnostican la bacteria Helicobacter pylori a partir de una prueba de sangre. Este microorganismo es el causante de la mayor parte de las úlceras gástricas y de duodeno

Autor:

Mayte María Jiménez

Dos importantes vacunas cubanas, una contra la tosferina, y otra para combatir el cólera, enfermedades que anualmente cobran la vida de cientos de miles de personas en los países más pobres, son desarrolladas por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), se conoció en el XV Congreso Científico Internacional CNIC 2010.

Rafael Fando, director del Área de Biotecnología del CNIC, explicó que la primera es una vacuna acelular que permitirá la inmunización de los adolescentes y adultos mayores, pues por sus características reactogénicas la vacuna común solo protegía a los niños, dejando al resto de la población sensible a la bacteria, y como un reservorio de posible transmisión.

En tanto, la vacuna contra el cólera se está desarrollando en sus dos cepas. Esta enfermedad la padecen las personas más pobres del mundo, en países que no tienen acceso a este producto por los elevados precios impuestos por las trasnacionales.

Otro de los avances científicos de gran impacto presentado en el evento es el desarrollo de un método de diagnóstico a partir de una prueba de sangre para detectar la bacteria Helicobacter pylori, causante de la mayor parte de las úlceras gástricas y de duodeno, relacionada también con el cáncer gástrico distal, que solo puede diagnosticarse mediante la endoscopia, una práctica más invasiva y muy molesta para las personas.

El doctor Boris Luis Rodríguez, jefe del departamento de Microbiología e Inmunología del CNIC, explicó que este método consiste en la detección, tanto en niños como en personas mayores, de los anticuerpos que genera el organismo cuando está infestado con esta bacteria.

Este método, aunque no es único en el mundo, al ser cubano disminuye muchísimo el costo. Se estima que en Cuba más del 75 por ciento de la población puede estar infestada con este microorganismo, y cerca de un millón de personas padecen trastornos gastroduodenales, y solo el diagnóstico certero de esta bacteria ayudaría a un mejor tratamiento.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.