Los secretos curativos de la palma real

Especies de plantas cubanas son empleadas en el desarrollo de tratamientos para importantes enfermedades como la hiperplasia prostática benigna y afectaciones inmunológicas

Autor:

Mayte María Jiménez

La palma real aún guarda muchos secretos. Nuevamente sus frutos son noticia, esta vez para el desarrollo de un novedoso producto para el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna, explicó la doctora Yohani Pérez, investigadora del Centro de Productos Naturales, perteneciente al CNIC.

Lo anterior se conoció durante un simposio sobre los productos naturales desarrollados en Cuba a partir de plantas medicinales típicas de la Isla, que sesionó como parte del XV Congreso Científico Internacional CNIC 2010, en el Palacio de las Convenciones, en la capital.

Los estudios realizados con extractos obtenidos de los frutos de la palma real han demostrado su efectividad en roedores con hiperplasia prostática, enfermedad muy frecuente en los hombres mayores de 50 años de edad, como consecuencia de una pérdida de testosterona en el organismo.

Actualmente en Cuba no existe un medicamento dirigido al tratamiento de la hiperplasia prostática benigna, por lo que la solución inmediata es la cirugía. En el mundo estos fármacos son altamente costosos, y las materias primas de muy difícil acceso para la nación.

Ya se han realizado ensayos clínicos en la fase uno que han sido muy bien tolerados en las personas, y se comenzó el estudio en pacientes que padecen este problema, después de realizarse todos los estudios toxicológicos que confirman la seguridad de esta sustancia.

Otro novedoso producto presentado en el evento fue un inmunoestimulante hecho con el anamú, que complementaría el arsenal terapéutico con que se cuenta para los padecimientos inmunológicos, que aún es deficiente en el país. Esta planta medicinal se da en forma silvestre en la Isla, por lo que su producción sería menos costosa.

Medicamentos de gran efectividad en la salud humana como el conocido PPG para el control del colesterol, son otros fármacos diseñados por el Centro de Productos Naturales, cuya producción se realiza por la empresa farmacéutica Laboratorios Dalmer.

Al dialogar con Carmen Amoros, tramitadora legal de la institución, conocimos de la existencia de fármacos muy prometedores para el mejoramiento de la calidad de vida de las personas. Entre estos figuran el Abexol, un antioxidante elaborado con extractos purificados de la cera de abeja, que protege al organismo del estrés oxidativo causante del envejecimiento.

Además se producen el Oleozon oral y tópico, así como el Prevenox, obtenido de la caña de azúcar para la prevención de la osteoporosis, y el Suplecal, complemento de calcio para las personas que tienen déficit de este mineral.

Según aseguró la funcionaria, estos productos se comercializan de forma libre en la farmacia de la institución, sita en la capital, en el municipio Playa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.