Crecen áreas de frutales en Ciego de Ávila

El fomento de frutales, además del consumo para la población, tiene el propósito de asegurar las materias primas para la Empresa Industrial de Cítricos de Ceballos

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

CIEGO DE ÁVILA.— Unas 1 500 hectáreas de campos se encuentran disponibles para el desarrollo de plantaciones de mango y guayaba, destinadas a las producciones de jugos, néctar, pulpas y extractos de frutas para sustituir importaciones y asegurar ventas en frontera.

Especialistas de la Unidad Empresarial de Base de Frutales, perteneciente a la Empresa Citrícola de Ciego de Ávila, informaron que hoy se cuenta con 94 hectáreas atendidas con riego localizado, las cuales deben ascender a 168 de forma gradual.

El proyecto de desarrollo concibe intercalar los cultivos como una forma de acelerar los ingresos, pues la guayaba debe iniciar su cosecha en el 2011 y deberá mantenerse en producción durante cinco años, tiempo en el cual deben aflorar los primeros frutales de mangos de la variedad Super Hair.

A diferencia de otras épocas, los árboles de mango se erguirán hasta poco más de cuatro metros por los trabajos de poda y no los 16 que tradicionalmente crecían. Ello facilitará la atención de las plantaciones, además de facilitar las cosechas, cuyos rendimientos se estiman en diez toneladas por hectárea.

El fomento de frutales, además del consumo para la población, tiene el propósito de asegurar las materias primas para la Empresa Industrial de Cítricos de Ceballos, ubicada en el municipio de Ciego de Ávila, en la que se obtienen unas 40 líneas de productos, muy demandados en los polos turísticos y la Aeronáutica Civil de Cuba y que antes debían ser importados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.