Culmina este sábado congreso universal de esperanto

Gran asistencia a la cita de países latinoamericanos y del Caribe. Realizan participantes cubanos examen internacional que los avala como esperanto-hablantes

Autor:

Marianela Martín González

El 95 Congreso Universal de Esperanto que culmina este sábado en el Palacio de las Convenciones es un homenaje para aquellos que desde principio del siglo XX trabajaron por la propagación de esta lengua en Cuba, entre ellos el doctor Fernando Ortiz, quien con sus artículos contribuyó a la germinación del referido idioma.

La aseveración la hizo a este diario Julián Hernández Angulo, presidente de la Asociación Cubana de Esperanto y organizador del Congreso, el cual también constituye un homenaje a Raúl Juárez Sedeño y Pedro Pablo Lamas Díaz, miembros de honor de la Asociación Universal de Esperanto y de la nuestra.

«Gracias a estos esperantistas y al doctor Antonio Alemán Ruiz, quienes contribuyeron junto a otros pioneros de esta disciplina, pudo fundarse nuestra Asociación en 1979, y aprendimos nosotros. Este Congreso es un regalo a esas personas y a los adeptos actuales que tanto trabajan por el desarrollo del Esperanto en la Isla».

Apuntó además que uno de los objetivos del encuentro es que Latinoamérica esté representada de manera relevante y agregó que gracias a la gestión de la Asociación y la regional están presentes numerosos países del área, incluyendo el recién desolado Haití.

«Para los habitantes del hemisferio sur es muy difícil asistir a los congresos universales por problemas económicos, y esta edición se les ha ofrecido esa oportunidad, en la cual hemos debatido sobre asuntos concernientes a los esperantistas que vivimos en América».

El acercamiento de las culturas en consonancia con lo proclamado por la UNESCO es el superobjetivo de este evento, que tiende un puente entre todas las culturas, pues con este idioma pueden mostrarse los matices de las naciones.

Este viernes tendrá lugar una gala cultural en la sala Cobarruvias del Teatro Nacional, para que las delegaciones muestren su música y otras manifestaciones artísticas, como el teatro y declamación.

«Los cubanos estamos aprovechando esta ocasión, además, para realizar el examen internacional que avala la competencia como buenos esperanto-hablantes. Estamos sacando todo el provecho que amerita un acontecimiento como este. Hace 20 años fuimos sede del 75 Congreso, en el que nos acompañó Fidel, quien se proclamó aliado de esta comunidad donde la fraternidad y la lucha por la paz son denominadores comunes», apuntó Hernández Angulo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.