Coliseo Iriondo cumplió cien años

Esa instalación abrió sus puertas el 30 de julio de 1910 y fue una de las primeras concebidas para la proyección de películas

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

CIEGO DE ÁVILA.— El centenario de la fundación del teatro Iriondo, uno de los primeros coliseos erigidos en Cuba a inicios del siglo XX, fue celebrado con una exposición y un taller teórico en el Archivo Provincial Brigadier José Gómez Cardoso.

Fidel Montes Figueroa, especialista del Centro provincial del Cine, recordó que esa instalación abrió sus puertas el 30 de julio de 1910 y fue una de las primeras concebidas para la proyección de películas, al punto que el 4 de diciembre de 1928 se inauguró el cine sonoro en la región avileña.

La sala del Iriondo, cuyo interior aún conserva las maderas preciosas de su construcción original, también se concibió para espectáculos de variedades y así acogió a artistas como los cubanos Enrique Arredondo (Bernabé) y Candita Quintana, el mexicano Jorge Negrete y la argentina Libertad Lamarque.

En su origen el edificio lucía un portal y en su interior contaba con dos plantas —las cuales se mantienen—, 325 lunetas, 26 palcos de seis asientos, cabina de proyección, camerinos, 106 sillas delanteras plegables y 500 más en los altos de las gradas, entre otras facilidades.

Especialistas e investigadores coinciden en el valor patrimonial de ese inmueble, el cual conserva el estilo de la época en que se inició el boom azucarero de la región avileña, la cual llegó a contar con 15 centrales y motivó que Ciego de Ávila pasara rápidamente de poblado a ciudad.

Uno de los protagonistas de ese despegue fue don Vicente Iriondo de la Vara, quien cuatro años después de ordenar la construcción del teatro que lleva su nombre, inauguró el central Ciego de Ávila, desmantelado en la llamada Crisis de las vacas flacas, en la década de los 20 del pasado siglo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.