La capital reduce consumo eléctrico, pero quedan insatisfacciones

El consumo de electricidad de la capital registró en julio el 97 por ciento del plan asignado. Mas de enero a julio de 2010 se detectaron 16 343 violaciones de las normativas en las inspecciones a centros estatales del territorio

Autor:

José Alejandro Rodríguez

Tras excesos en mayo y junio, el consumo de electricidad de la capital registró en julio el 97 por ciento del plan asignado. Y los cinco primeros días de agosto estaba al ciento por ciento de lo planificado.

La información, ofrecida a la prensa por la Empresa Eléctrica de Ciudad de La Habana, no puede servir de comodín, si valoramos que agosto se las trae, entre las altas temperaturas y una gran cantidad de consumidores residenciales de vacaciones.

De enero a julio de 2010 se detectaron 16 343 violaciones de las normativas en las inspecciones sistemáticas a 26 646 centros estatales habaneros; inspecciones que en su mayoría fueron sorpresivas y nocturnas. En muchos casos no se cumple con la orientación de utilizar un mínimo de alumbrado de seguridad, de parqueos interiores, y en vidrieras. Se tuvieron que aplicar cortes en el servicio a 4 321 centros estatales de la capital, que por sí sola representa la cuarta parte del consumo de esa energía en el país.

Hasta el momento se han comercializado 11 564 dispositivos que facilitan ahorro en hornillas eléctricas, en seis municipios habaneros cuyos residentes cocinan con esa energía. El plan es vender 117 000 de estos en la ciudad.

Se destacó el Programa de Rehabilitación de la infraestructura eléctrica, para mejorar la calidad del servicio, y que debe concluir en 2015. Ya se han cambiado 770 kilómetros de conductores primarios, 15 289 postes y 615 699 metros contadores, entre otros dispositivos; y se han subsanado 3 109 zonas de bajo voltaje. Se construyeron cinco nuevas subestaciones eléctricas, y están en inversión otras cuatro.

De la atención a reclamaciones, quejas, sugerencias y denuncias de los clientes, se precisó que más del 62 por ciento de estas se declararon con razón o con razón en parte. Y los principales móviles son la solicitud de nuevos servicios, el desglose eléctrico, la demora en restablecer el servicio eléctrico por averías, la inconformidad con el consumo facturado, y la tardanza en la sustitución de electrodomésticos dañados.

En cuanto a las afectaciones de equipos de los clientes, por causas imputables a la Empresa, han ido disminuyendo debido al mejoramiento técnico. Pero aún con los sustituidos, quedan pendientes más de 3 500, y por lo general se aplaza la solución cuando no hay esos surtidos en el mercado mayorista. Con la Resolución 61 de 2010 se facilita que, ante la ausencia temporal del sustituto, el cliente puede abogar porque lo compensen con otro equipo en existencia: por ejemplo, un televisor por un equipo de música.

Inaudis Mora, director de la Empresa Eléctrica Ciudad de La Habana, resaltó la calidad de los trabajadores eléctricos de la capital, quienes en circunstancias difíciles siguen mejorando y ampliando esos servicios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.