Para mejorar el verano se toman experiencias de etapas anteriores

La Comisión Central de Recreación evaluó fortalezas y debilidades en cuanto a lo hecho durante el verano. Los análisis partieron de un pie forzado muy sólido: el sentir popular

Autor:

Alina Perera Robbio

Sin olvidar que somos habitantes de este planeta situado al borde de múltiples abismos, seguimos dando la pelea por nuestro bienestar. Esa es la voluntad que ha marcado el transcurso de estos meses calientes, por cuenta de la cual hemos tenido un verano de esfuerzos, a contrapelo de todas las limitaciones, ni por asomo idílico, pero bueno, marcado por la experiencia acumulada en temporadas precedentes.

Tal valoración marcó los análisis, este miércoles, de la Comisión Central de Recreación que ahora pone su mirada en los meses por venir, y que con las instituciones y organismos responsables en hacer posible el esparcimiento de la gente, pasó revista a la etapa estival donde hubo espacios para el goce sensitivo, y también para el fortalecimiento de un arma cardinal: la espiritualidad de los cubanos.

En el encuentro de esta semana, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) fue la primera en propiciar el debate, al tomar como punto de partida un material audiovisual que abordó logros e insatisfacciones vividos en los meses emblemáticos del verano.

Seguidamente la primera secretaria de la UJC, Liudmila Álamo Dueñas, habló sobre la importancia de entender la recreación como un empeño cuyo éxito dependerá de la interrelación de los organismos responsables. Nada de lo logrado —dijo— hubiera sido posible sin la acción unida de todos. E hizo alusión a la necesidad de que la Juventud, con sus potencialidades, se haga sentir más en cada Comisión de Recreación con que cuenta el país a otros niveles.

Liudmila expresó que mientras haya un instructor de arte o un promotor cultural que no incentiven como es preciso en pos del disfrute de las personas, la organización no podrá sentirse satisfecha. Y comentó la trascendencia de que, para tiempos futuros, los movimientos de artistas aficionados desempeñen un papel más activo en cada territorio, pues se sabe que no es posible la presencia, en cada lugar de la Isla, de agrupaciones de primer nivel.

Sobre las escuelas, la Primera Secretaria de la UJC comentó que todavía muchos no las identifican como ámbitos propicios para la recreación, visión por la cual todavía no se aprovechan al máximo las reservas de ese universo.

En otro punto de su recuento, Liudmila recordó que este verano ha estado marcado por el ambiente creado a partir de los preparativos del próximo Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes a celebrarse en Sudáfrica. Lo más valioso, destacó, ha sido acercarnos a la historia de lucha de ese sufrido continente, y haber homenajeado a miles de combatientes y colaboradores internacionalistas de nuestro país, que dieron lo mejor de sí, y todavía lo hacen, para ayudar a los hermanos del otro lado del Atlántico.

El miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, Víctor Gaute, expresó que el verano debe ser visto como una oportunidad para elevar la influencia en las nuevas generaciones, porque son muchas las actividades diseñadas para adolescentes y jóvenes, y cada una puede dejar una buena impronta en sus protagonistas.

Recuentos desde otros ángulos

También el Ministerio de Cultura, en voz de sus representantes en la Comisión, aportó una valoración sobre lo realizado durante julio y agosto. Pudo saberse que se realizaron más de 200 000 actividades en el país, y que esas son cifras superiores a las de 2009. Especial énfasis mereció la música, manifestación que a través de conciertos y bailables, mostró haber crecido en alcance y calidad en relación con el despliegue del año pasado.

Otra fortaleza de este verano tuvo que ver con la cercanía creciente entre instructores de arte y promotores culturales. Aunque en ello falta mucho trecho por andar, se reconoció que estos defensores de nuestra identidad han tenido una mayor presencia en las comunidades.

Entre los puntos débiles que sería bueno tener en cuenta para etapas futuras, están las carteleras de los cines, algunas no actualizadas, y la necesidad de que los medios de comunicación comunitarios tengan mayor presencia con sus calendarios en espacios de mayor alcance.

Sobre la última idea, Víctor Gaute resaltó que la divulgación, esencial para que muchas actividades se den con éxito, reviste una importancia que no puede desdeñarse, sobre todo a nivel de Consejo Popular y comunidad.

En la jornada de la Comisión sumaron sus ideas los representantes del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), de los ministerios de Educación (MINED) y Educación Superior (MES), del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN) y del Campismo Popular. Sobre las actividades deportivas se dijo que, aunque este año las cosas han funcionado mejor, todavía hay lugares a los que no se llega con la intensidad y calidad deseadas.

Especial oportunidad de concurrencia y aprendizaje hubo en los cursos de verano organizados por el MES, los cuales superaron la cifra de 400, y de los que debieron repetirse algunos por el interés que despertaron ciertas temáticas. Se reconoció el esfuerzo realizado por los profesores universitarios, y se comentó la sugerencia de que en diversos organismos se impartan cursos cortos y de gran utilidad práctica para quienes asistan a los mismos.

El sentir más natural

Siempre que se pulsa el sentir popular se tocan muchas verdades. Por eso tuvo tanto valor detenerse en un análisis cualitativo de las opiniones espontáneas sobre el verano, recogidas durante los meses de julio y agosto de 2010.

La Comisión abordó cómo, a nivel popular, se valoró positivamente el desempeño de la UJC, de los instructores de arte, de los grupos infantiles, y de los responsables en la labor divulgativa.

La mayoría de las provincias recogieron opiniones favorables alusivas a la calidad, variedad y precios de muchas actividades. Los cubanos hicieron referencia a los actos de inauguración, a la semana de la cultura, a las festividades por el 26 de Julio, al Día de los Niños y al cumpleaños de Fidel.

La gente reconoció mejorías en comparación con veranos anteriores en cuanto a la organización y alcance de las opciones hasta lugares apartados. Los carnavales, cines y parques, resultaron ser de los momentos y espacios mejor evaluados en términos de recreación. Pero también afloraron insatisfacciones por opciones escasas para niños y jóvenes, especialmente en los horarios de la tarde y la noche, en zonas montañosas o no céntricas.

Llegaron, además, sugerencias de mejorar la promoción de cuanto se haga, así como de aprovechar mejor los espacios deportivos, y sumar nuevas colecciones a la Noche de los Libros. Los cubanos hablaron de disminuir precios, de aumentar ofertas en moneda nacional, y de deseos como multiplicar los espacios musicales.

La playa se percibió a lo largo de la temporada como una buena oferta. Fueron destacadas las actividades recreativas, especialmente las organizadas por el INDER. Sobre los ríos, en 11 provincias de la Isla se recogió un sentir positivo al respecto, el cual propone pensar en la venta de comida y en la realización de actividades en esos escenarios naturales.

Acerca de los círculos sociales, la gente reconoció la calidad de ofertas y actividades en los mismos, pero también hubo reclamos ante la no explotación o deterioro de muchos de estos espacios, la utilización de algunos solo los fines de semana, y precios altos para entrar.

La programación televisiva fue calificada de buena en toda Cuba, y a las emisoras radiales, especialmente a las locales, se les agradeció el trabajo de estos meses.

En cuanto a ofertas gastronómicas, para la temporada estival el pueblo sigue demandando más helados, cervezas y refrescos. De todos modos se reconoció el esfuerzo desplegado a lo largo del país.

Aunque ya estamos en septiembre, la Comisión seguirá teniendo encuentros, porque como se dijo en este último, el tema de la recreación no termina con el final de una etapa del año. Es mucho más que eso: tiene que ver con la felicidad de la gente. No tiene instante fijo. Y es la oportunidad de cultivar en todos lo que más importa: una noción humana de la vida.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.