Regalo a los abuelos

Entre risas, magia y canciones con el payaso Alepito al mando, los niños les regalaron a los adultos mayores de la Casa del Abuelo Celia Sánchez Manduley la obra Cosas de payasos

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

El júbilo y la algarabía reinó en la Casa del Abuelo Celia Sánchez Manduley del municipio del Cerro este jueves. Sus moradores celebraron la clausura del verano junto al grupo de teatro infantil Entre flores y colibríes del Memorial José Martí.

Entre risas, magia y canciones con el payaso Alepito al mando, los niños les regalaron a los adultos mayores la obra Cosas de payasos, estrenada el pasado julio y dedicada a la escritora Dora Alonso en el centenario de su nacimiento.

Ante tanta felicidad no importaron los 92 años de Julio ni los 60 de Estrella para bailar sin detenerse. María no se quedó quieta en su sillón a la hora de cantar y Gerardo no pudo quedarse con las ganas de divertirse. Por eso Leidiana Rivera, administradora del recinto, estimula la realización de actividades como estas en las que los abuelos puedan disfrutar.

«Lo lamentable es que todavía muchos ancianos no se incorporan a la Casa del Abuelo porque piensan que estarán solos y aislados. No saben que aquí hacemos una gran familia de lunes a sábados durante todo el día para compartir juntos regocijos de la vida como este», comentó.

José Alejandro Aguilar (Alepito) manifestó su satisfacción con esta actividad extramuseo, que se repetirá mensualmente en este centro con el objetivo de compartir el arte de sus alumnos más allá de las presentaciones que hacen los segundos sábados de cada mes en el Memorial.

Como parte de la iniciativa, la Casa del Abuelo recibió un sitial martiano que les da a conocer la vida y obra del Apóstol bajo su techo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.