Ya no son solo los Cinco de Cuba

Palabras de Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, en el acto político- cultural por el 12 aniversario del injusto y cruel encarcelamiento de los Cinco Héroes cubanos luchadores antiterroristas

Autor:

Juventud Rebelde

Palabras de Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, en el acto político cultural «Su nombre es pueblo» en ocasión del 12 aniversario del injusto y cruel encarcelamiento de los Cinco Héroes cubanos luchadores antiterroristas. Día 11 de septiembre de 2010

Nos sentimos sumamente honrados de poder saludarlos hoy aquí y extender nuestro abrazo a todo el pueblo cubano que clama por la libertad de los Cinco.

Es un honor, no solo en nombre del Comité Internacional, sino de todos los que hoy quisieran estar aquí con ustedes, desde Europa a África, desde EE.UU. a cada uno de nuestros pueblos de América Latina y el Caribe.

Este abrazo sentido que hoy queremos dar a las familias de Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, a los familiares de Barbados, a Giustino Di Celmo, está lleno de sentimientos de amor, solidaridad y compromiso, también de orgullo por la resistencia de sus queridos hijos en estos 12 años de cruel cautiverio. A pesar de las enormes violaciones a lo largo de 12 años, de los 635 días de cruel aislamiento en el hueco, de la manipulación de las visas a sus familias cuyos casos extremos han sido las de Olga y Adriana, esposas de René y Gerardo, respectivamente, a quienes se les ha negado ese derecho por 12 años. A pesar de todo el ensañamiento de EE.UU. sobre los Cinco, no han podido destruir la sonrisa y el amor de Gerardo, la esperanza de René, la confianza de Fernando, la dignidad de Antonio y la fe en la victoria de Ramón.

La solidaridad internacional se ha expresado a todos los niveles y desde todos los lugares. Diez premios Nobel, 6 000 intelectuales, juristas, sindicalistas, religiosos, Parlamentos y Gobiernos alzan sus voces por ellos. Nuestros cinco hermanos han pasado a ser parte de las grandes causas que defiende la humanidad. Ya no son solo los Cinco de Cuba, porque en cada uno de ellos vemos reflejado el derecho soberano de nuestros pueblos a vivir en Paz.

Noam Chomsky dice que hablar de los Cinco es escandaloso, y el escándalo radica en que mientras los Cinco guardan injusta prisión, criminales internacionales como Posada Carriles, Orlando Bosch, José Basulto, Magriñat, Sampoll y tantos otros caminan libremente por las calles de Miami gozando de absoluta impunidad. Son criminales no solo contra el pueblo cubano, sino contra el pueblo nicaragüense, el pueblo chileno, el pueblo salvadoreño, el pueblo argentino, el pueblo venezolano.

El caso de los Cinco ha cobrado trascendencia internacional, especialmente para los pueblos de América Latina y el Caribe porque su injusta cárcel nos niega a todos el derecho a defendernos del terrorismo. Y tenemos derecho, nuestros pueblos tienen derecho a vivir y desarrollarse en paz.

Obama, que prometió un cambio en la relación con América Latina, tiene la obligación política y moral de poner fin a tanta injusticia y tanta impunidad. Él tiene la facultad legal y constitucional para poner en libertad a los Cinco, otorgando un perdón presidencial, una clemencia ejecutiva o un indulto. También, como hacen los Estados y se ha practicado desde la 1ra. Guerra Mundial procediendo a un intercambio de prisioneros. Solo le estamos pidiendo que cumpla con la obligación moral que le confiere ser premio Nobel de la Paz y ponga en libertad inmediata a los Cinco.

Justamente es otro premio Nobel, Adolfo Pérez Esquivel, quien nos dice hoy: Obama debe escuchar el clamor de los pueblos.

Hemos trabajado fuertemente estos 12 años pero el enemigo es tan grande que aún no pudimos lograr traerlos de regreso a casa. Esta noche, a 12 años de sus arrestos, renovamos nuestro compromiso de multiplicar nuestro trabajo y no descansar hasta verlos libres en su amada Patria y junto a sus queridas familias.

Quiero concluir con las palabras que desde la Prisión de Jesup, en Georgia, nos envía Ramón en nombre de los Cinco.

«Desde aquel 12 de septiembre de 1998, comenzó para nosotros una experiencia dura, desgarradora e injusta, que aún persiste hasta nuestros días. Mas, por encima de todas las arbitrariedades, mezquindades y trampas legales a las que nos han sometido, la unidad inclaudicable de los Cinco, la lucha de todo nuestro pueblo y los pueblos del mundo, la fidelidad denodada de nuestros familiares, compañeros y nuestro Gobierno revolucionario, han sido la obra más hermosa y digna que se haya podido escribir.

«No nos gusta hablar de dolores, de huecos infames, de la prohibicion inhumana de ver a las esposas de nuestros Gerardo y René, de las bajezas fiscales, de todo ello ustedes conocen y ya la historia lo conserva.

«Como optimistas combatientes por la verdad y el honor de nuestra patria, preferimos decir que estos 12 años han sido la proeza más ferrea y bella que todo un pueblo ha sabido librar, sin jamás olvidar a alguno de sus hijos, tal como nos enseñó nuestro Comandante del Granma cuando hizo regresar al yate y buscar en medio de la mar oscura y embravecida a aquel compañero que había caído a las aguas.

«Esta verdad, la convicción de defender una causa justa, son las fuerzas para continuar batallando hasta la victoria final.

«Estos doce años son también de gratitud a todo nuestro pueblo y todas las hermanas y hermanos del mundo que nos acompañan.

«¡Gracias a todos por existir!

«¡Venceremos!»

De norte a sur de la Tierra se levantan los hombres honestos del mundo para decirle a Obama: ¡Fin a la Injusticia, Libertad Ahora!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.