Día de recuerdos, emociones y compromiso

Cerca de 1000 niños se iniciaron como pioneros en la Isla de la Juventud y juraron ser fieles y dignos pioneros Moncadistas

Autor:

Roberto Díaz Martorell

LA FE, Isla de la Juventud. — A Malena Amador Durán no le importó mostrar su sonrisa aun cuando todavía no ha mudado algunos de los dientes frontales, nerviosa apretaba fuerte la nueva pañoleta azul y con incoherencia por la emoción solo atinaba a decir «estoy muy contenta», mientras se abrazaba a sus padres.

Su papá Marcos la convidaba a decir, pero es imposible articular palabra cuando el niño se siente grande y feliz. Marcos y su esposa, la madre de Malena, expresaron su orgullo por los logros de su hija, a quien ayudarán ahora a vencer todos los retos que impone la organización pioneril.

Malena es una de los cerca de 1000 alumnos de primer grado en la Isla de la Juventud que debutan como pioneros, organización que ayuda a prepararlos para la vida en los más de 8 600 planteles educacionales de la enseñanza Primaria, Secundaria Básica y Especial a lo largo de toda Cuba.

El ambiente era de fiesta, la plaza del semiinternado Protesta de Baraguá, uno de los que exhibe resultados positivos en el territorio se convirtió de repente en enjambre de risas, ingenuidades y estados de ansiedad.

Padres, maestros, amigos y gran parte de la comunidad se aglomeraron para presenciar la ceremonia. En una esquina, el Capitán Plin los llamaba al combate. Los pequeños aspirantes formaron una M gigante para recibir el atributo que identifica a los pioneros Moncadistas.

Yoanis Mangana Armas, oficial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias se acerca a Lorena y le anuda la nueva pañoleta al cuello de la niña, esta lo abraza y le sonríe con la mirada. Él apenas puede contener las lágrimas y le responde con un beso de orgullo.
«Casi no pudimos dormir la noche anterior por temor a llegar tarde, sabemos lo importante que es este momento para ellos porque nosotros también lo pasamos y aunque fue hace mucho tiempo, la emoción sigue siendo la misma», dijo.

Tras la algarabía que provocó la entrega se produjo un silencio solemne. Los nuevos miembros juraron ser fiel a la organización y Yuliet García, jefa del colectivo de pioneros, leyó la convocatoria al V Congreso pioneril.

«Los pioneros cubanos tenemos el privilegio de poder opinar sobre nuestro futuro y en la misma medida contribuir desde la escuela y los hogares a construir un mundo mejor como lo hemos hecho durante estos 50 años, fieles a Fidel, a Martí y a la Revolución», concluyó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.