La dicha de ser útil

Asumir que para conquistar el futuro hay que estudiar con esmero, estar informados, ser buenos y convidar a los demás a que lo sean. Son las ansias que impulsan al V Congreso Pioneril, reveló a JR Yamilé Ramos Cordero, presidenta de la OPJM

Autor:

Margarita Barrios

Hace un tiempo que dejó esa etapa de la vida, pero se estremece con las fantasías, los sueños y las divergencias infantiles y de la adolescencia, como si viviera permanentemente envuelta en estos.

Tal vez su condición de madre de un pequeño en sus inicios escolares le sirve a Yamilé Ramos Cordero para entender mejor la sensibilidad que se requiere para asumir la presidencia de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM).

Su experiencia como pionera le ha servido también de mucho a la hora de organizar alguna tarea para quienes lidera.

«Claro que influye y mucho. En mis tiempos de pionera aproveché las oportunidades que la organización me dio de participar, y ocupé responsabilidades en mi destacamento y colectivo», refiere al iniciar un diálogo con este diario sobre los alcances y significados del V Congreso de la organización, cuyo llamamiento se realizó el pasado 8 de octubre.

«Guardo muy gratos recuerdos de las competencias de exploradores, de los círculos de interés, concursos y actividades deportivas y culturales en las que participé, y también de cuando fui corresponsal pioneril. Todo eso contribuyó en mi formación y de alguna manera me brota actualmente».

Yamilé sostiene que la Organización debe trabajar para que los pioneros sean abanderados de los mejores valores que pueden acompañar a los hijos de una sociedad como la nuestra, donde la infancia goza feliz de los privilegios que la Revolución pone en sus manos.

«Tenemos el deber de hacer que comprendan mejor que nuestras riquezas serán las que salgan del trabajo útil, de lo que seamos capaces de producir con nuestras propias manos», significó la también miembro del Buró Nacional de la UJC.

«Hay que formar una conciencia que les permita entender dónde son más útiles. Educarlos en la pedagogía del esfuerzo; en esto mucho podemos hacer los maestros y especialmente la familia».

Al preguntarle a Yamilé qué importancia puede tener para los niños y adolescentes de hoy la realización del V Congreso de la organización, destacó que constituye un alto compromiso.

«Vamos a discutir qué más debemos hacer para asegurar el futuro, pero un futuro con Socialismo, con igualdad, con paz, con calidad en la educación y la salud.

«Esa es la mayor importancia, asumir que somos los dueños del futuro, pero para conquistarlo hay que prepararse, estudiar con esmero, cumplir con el deber, estar informados, ser buenos y convidar a los demás para que lo sean.

«Ser fieles al legado martiano y, ahora mismo, al ejemplo que constituyen para todos los niños y adolescentes esos cinco jóvenes héroes, que están injustamente encarcelados por defender a Cuba del terrorismo».

—No son muchos los niños que en el mundo tienen la oportunidad de tener un encuentro como este, en el cual pueden hablar directamente con los dirigentes del país.

—Así es. A diario vemos cómo miles y miles de niños mueren en el mundo por falta de alimentos, asistencia médica… Y para qué hablar de los millones que no pueden asistir a la escuela; sin embargo eso no ocurre en Cuba. Aquí, además de tener todos esos servicios garantizados, son atendidos y escuchados por sus dirigentes. Está previsto que en los diferentes espacios de debate ocurra el intercambio de criterios de los pioneros con las autoridades de sus territorios, con el fin de abordar sus inquietudes y proposiciones para mejorar la vida escolar.

«Incluso en esta etapa previa ya hemos sentido en todo el país la compañía permanente y la guía certera de nuestro Partido, del Gobierno, de la UJC, de las organizaciones de masas, del Ministerio de Educación y de otros organismos de la Administración Central del Estado».

—El Congreso comenzará en la base. ¿Qué importancia le concede a este proceso y cómo se realizará?

—Es el momento más importante, porque permite que todos participen, opinen y propongan, y que hablemos de la organización allí donde funciona todos los días, en su unidad básica de acción.

«Es allí donde hay que cambiar, mejorar, perfeccionar; es el mejor lugar para evaluar el compromiso de las nuevas generaciones con el futuro del país.

«Por eso el próximo 28 de octubre, como homenaje al Comandante Camilo Cienfuegos, cada destacamento del país realizará su asamblea V Congreso, dirigida por su jefe de destacamento y acompañado por el guía.

«Se debatirá sobre el estudio, la disciplina, la puntualidad y el cuidado de la base material de estudio; acerca de cuánto podemos hacer para seguir conociendo nuestra historia, a nuestros héroes y mártires, y también cómo nos preparamos para relevar a los trabajadores que hoy laboran como obreros, técnicos, campesinos, maestros, médicos, ingenieros… en fin, para ser hombres y mujeres útiles al país en el lugar y momento en que se nos necesite.

«Después, entre los meses de noviembre y diciembre, cada colectivo pioneril desarrollará su V Congreso, para evaluar estas mismas cuestiones, pero ya con el alcance de lo que corresponde hacer a este nivel y teniendo en cuenta además a la comunidad.

«Posteriormente tendrán lugar los encuentros a nivel municipal, en los cuales participará una representación de cada colectivo pioneril del territorio, quienes tomarán como premisa para el análisis los planteamientos realizados por los pioneros el 28 de octubre, en los destacamentos.

«Así será también los días tres y cuatro de abril, cuando celebremos el V Congreso Pioneril, el cual será un resumen de este proceso, y estaremos en condiciones de expresar a nuestro Partido, a Fidel y a Raúl, el compromiso de los compatriotas más jóvenes con la defensa de nuestras conquistas y de nuestro socialismo, que es la única alternativa posible para la continuidad de la Revolución, en la que los niños son su tesoro más preciado».

—¿Qué papel tiene y qué retos debe enfrentar la estructura adulta de la organización en este proceso del V Congreso?

—No tenemos ninguna duda de lo valioso que será su papel. Tenemos que lograr, sin quitarles el protagonismo a los pioneros, que se discuta con profundidad, y en eso puede ayudar mucho la estructura adulta, en la guía, la orientación, la educación, el acompañamiento y la conducción hacia las cuestiones que más interesa que sean identificadas y debatidas por los pioneros.

«Cuando se habla de los 50 años de la organización, inmediatamente hay que hablar de los miles de educadores cubanos que han entregado todo su amor, creatividad y compromiso a la formación de las nuevas generaciones».

—La operación pioneril que marca el trabajo de la organización en este curso escolar se propone que cada pionero realice 50 tareas en homenaje a igual número de años que cumple la OPJM. ¿Qué objetivos cumple?

—Primero debo decirte que no es 50 por 50, sino que persigue en primer lugar implicarlos a todos para que participen a partir de sus intereses, sus gustos, de lo que los guías, con sus habilidades, y los dirigentes pioneriles, sepamos motivar en ellos.

«Es una forma de diversificar las actividades; que los pioneros asuman un compromiso de cuánto pueden aportar al funcionamiento de su destacamento, de su colectivo y al entorno de la escuela.

«Lo más importante es que cada pionero se proponga tareas en correspondencia con lo que puede lograr; incluso los Moncadistas, de primero a tercer grado, también pueden participar en este movimiento, aunque no cumplan exactamente con 50 tareas.

«Lo pueden hacer desde sus deberes escolares, con la participación en los concursos y otras actividades que convoca la organización. En esto tienen un importante papel acompañando a los pioneros, los guías y también la familia.

«Es un movimiento para que todos participen, se propongan metas, tareas concretas y reafirmen sus valores en saludo al aniversario 50 de la OPJM, porque todos los pioneros tienen el deber de aportar su granito de arena con miras a que la organización se continúe fortaleciendo y preparando para asumir los retos del presente y el futuro».

—La OPJM va a cumplir medio siglo de fundada. ¿Cuánto debe cambiar o ha cambiado ya para atemperarse a los tiempos que se viven hoy?

—Tenemos que seguir preparando integralmente a los pioneros para que sean capaces de enfrentar los retos del futuro de la Patria socialista. Que sean más responsables con los deberes escolares, los sociales, y que tengan como premisa defender la paz y cuidar el medio ambiente.

«Es esencial que conozcan más la historia de nuestro país antes de 1959, y la de estos 52 años de lucha frente a un imperio hostil.

«Considero que también debemos aprovechar mejor la historia viva que tenemos, la experiencia de los que lucharon e hicieron la Revolución. Ellos constituyen paradigmas para la joven generación.

«Además, hay que trabajar en la orientación vocacional para que elijan correctamente la continuidad de estudios al terminar el noveno grado. Encaminarlos hacia las especialidades o ramas que más demande la sociedad, combinando sus intereses individuales con los sociales.

«Igualmente debemos seguir atemperando las vías de funcionamiento para atender la diversidad en edades de la membresía que integra la OPJM, de manera que se sientan mucho más implicados en el proyecto social cubano».

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.