Escalonar los partos para garantizar más leche

Un joven campesino pinero, que ya sobrecumplió su plan anual de entrega de leche fresca a la población y de carne de res a la industria, comparte las claves de su éxito

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud.— La Gabriela es una finca a la salida de Nueva Gerona, donde se levanta la miniempresa agropecuaria de Rolando Ortega Ponce de León, alias Polaquito, campesino pinero que ya sobrecumplió su plan anual de entrega de leche fresca de manera directa a la población y de carne de res a la industria.

Él entrega leche fluida a dos bodegas de su comunidad y considera que la clave para garantizar los 140 litros diarios que demandan los núcleos familiares de esas dos unidades, está en lograr partos escalonados, que se preñen todos los meses de seis a siete hembras, y tener la comida asegurada.

La Gabriela se distingue, entre otros atributos, por la belleza que le proporcionan las seis hectáreas de king grass con sistema de riego que garantizan la alimentación del ganado en época de seca.

«Hoy tengo 32 vacas en ordeño que dan como promedio de cinco a siete litros de leche por animal y llevo un estricto control del desarrollo de cada una mediante tarjetas; eso me permite saber cuándo están listas para inseminación, el descanso o si necesitan más comida o medicamento», acotó.

Rolando, quien ya aportó 31 000 litros de leche de un plan de 28 000, prevé culminar el año con un excedente de 15 000 litros en momentos en que la tonelada cuesta más de 3 000 dólares en el mercado internacional.

«No soy ganadero viejo, pero le pongo el corazón a lo que hago y me gusta estar en todos los programas. Aquí en la finca tengo vacas, puercos y pollos; y cebo toros, cosecho cultivos varios y hasta mantengo una cría de peces para el consumo animal», dice y señala una laguna artificial donde vierte además los desechos sólidos de la cochiquera.

El Polaquito, como le dicen todos, todavía no tiene el número de reses que requiere la vaquería, una de las 26 potenciadas con las que cuenta el territorio.

Los ganaderos de la Isla de la Juventud se propusieron para el 2010 un plan de 2,4 millones de litros de leche y, según Raudel Rives, subdelegado que atiende la actividad lechera en el territorio, producirán más de 2,3 millones por causa de la intensa sequía y otras deficiencias.

Rives informó que en este municipio especial se destinan más de 400 000 litros de leche de manera directa a las bodegas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.