Feria de La Habana vuelve a crecer este año

Concertados acuerdos comerciales por más de cien millones de dólares. Presentes más de tres mil empresarios de 58 países. Este mecanismo de cooperación, integración y complementación financiera abierto a todos los países de Latinoamérica y del Caribe permitirá que las economías se vuelvan más independientes

Autores:

Mayte María Jiménez
Amaury E. del Valle

Más de cien millones de dólares contratos durante la XXVIII Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2010), atestiguan la confianza del empresariado en los negocios con Cuba, subrayó Abraham Maciques Maciques, presidente del Comité Organizador de la cita durante la ceremonia de premiación.

La feria comercial cubana, la cual se inscribe entre las mayores del Caribe, creció nuevamente este año en cantidad de área expositiva con 17 530 metros cuadrados, y en países representados, con 3 595 expositores de 58 países.

Además de Cuba, destacaron como países más representados España, Canadá, China y Panamá, según se informó en la premiación, donde Brasil sobresalió por su pabellón nacional, y fueron galardonados, entre otros, novedosos productos como el nuevo Havana Club Selección de Maestros, fruto de la pasión y conocimiento de los grandes maestros roneros cubanos.

La premiación estuvo presidida por el Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés, vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro de la Informática y las Comunicaciones; y los vicepresidentes del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas, José Ramón Fernández y Ulises Rosales del Toro, así como ministros, miembros del cuerpo diplomático y delegaciones oficiales asistentes a la feria.

En su penúltimo día de trabajo, antes de cerrar sus puertas este viernes, FIHAV 2010 acogió un seminario sobre el Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (SUCRE).

Este mecanismo de cooperación, integración y complementación financiera está abierto a todos los países de Latinoamérica y del Caribe, cuyos socios fundadores son Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

La posibilidad de usar la moneda local de los países para el pago de importaciones, simplificar las transacciones comerciales, y sobre todo revertir estos procesos en precios más bajos para los consumidores de bienes y servicios, son sin duda algunos de los principales beneficios de SUCRE.

Así lo explicó Eudomar Tovar, presidente del Consejo Monetario Regional, quien subrayó que con este sistema de compensación la dependencia de monedas como el dólar será mucho menor en el intercambio comercial, y se estimulará la participación de las pequeñas y medianas empresas.

Benigno Regueira, director por Cuba ante el Consejo Monetario Regional, explicó a JR que el sucre tiene la ventaja de ser una moneda virtual que permite el pago de las empresas en la propia moneda del país.

Recordó que la primera operación comercial realizada con el sucre fue justamente un convenio entre Cuba y Venezuela en febrero de este año, y desde entonces este mecanismo se ha ido perfilando y consolidando.

Esta alternativa permitirá también proteger a la región de los impactos financieros de las crisis económicas mundiales, a través de la provisión de liquidez para el mantenimiento de los flujos comerciales intrarregionales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.