Ciudades invictas

Demuestran preparación y cohesión combativa de las tropas en el combate en las ciudades, durante la Maniobra de Agrupación de Tropas del Ejército Central, en Cienfuegos

Autor:

Julio Martínez Molina

CIENFUEGOS.— Estímulo y confianza se experimenta al recorrer el teatro de operaciones de un batallón de infantería de una unidad en preparación durante la Maniobra de Agrupación de Tropas del Ejército Central, en Cienfuegos.

Se aprecia la elevada participación de la juventud cubana en la defensa de la Revolución y el Socialismo, expresa con toda certeza el teniente coronel Enrique Díaz Llerandi.

Durante la semana estos muchachos, al lado de otros ya más curtidos en tales avatares de ejercicios de capacitación, intervienen en disímiles acciones que ejercitan sus conocimientos militares.

«Son reservistas de un Sector Militar. Ahora aprenden los principios tácticos y técnicos para llevar a cabo el desarrollo de la lucha armada en la ciudad», afirma el teniente coronel.

Están adquiriendo las condiciones de un combatiente para ese tipo de combate, el cual por sus características resulta uno de los más complejos que pudiera enfrentar cualquier ejército en el mundo, añade.

«Por eso nuestro país —enfatiza— le presta gran atención a la defensa de la ciudad, llamada a convertirse en un bastión inexpugnable».

Experiencia armada a los 25

Uno de los muchos jóvenes que derraman sudor aquí para prevenir la sangre de una guerra es el reservista Yunier Suárez Bosta, de 25 años.

El integrante de un cuerpo de seguridad (SEPSA) ha intervenido durante tres oportunidades en episodios de preparación militar de características análogas. «Es incalculable cuánto he aprendido para salir a defender a mi gente si algún día el enemigo cometiese la locura de atacarnos. Esta semana incorporé nuevos elementos de artillería y morteros. Me siento más confiado y seguro con lo que ahora sabemos y el nivel de preparación», dice.

El ejemplo de Yunier lo pondera el reservista Ramón Girón López, trabajador de la esfera del Comercio y los Servicios, veterano de este batallón a sus 51 años, además de participante activo y permanente en todos los ejercicios similares y en la Operación Caguairán:

«Las nuevas generaciones son nuestro relevo y están diciendo presente al llamado de la Patria, para prepararse y estar listas en caso de una posible circunstancia bélica propiciada por la política obtusa del imperio».

Preparación táctica y psicológica

Aquí no se descuida ningún frente, comenzando por el psicológico. En el escenario bélico escogido para esta Maniobra en el batallón de infantería existe un Área de Preparación Psicológica.

El capitán Alexis Ponce Rodríguez, encargado de impartir las lecciones, explica que el objetivo es que comprendan la importancia de tener una adecuada base volitivo-conductual sustentada en sólidos criterios e incorporen con solidez las razones y el sentido de defender a la patria en caso de una agresión armada del enemigo.

El joven reservista Lieter Castillo Madruga, manifiesta la comprensión alcanzada luego de las lecciones en torno a las diferentes herramientas de engaño psicológico del enemigo.

El mayor Andrés Núñez Jaramillo imparte la clase de Preparación Táctica Especial de Artillería en el área destinada. Subraya que «hemos repasado todas las misiones que cumplen la artillería, sus tiempos de fuego en un escenario de guerra. Hay un nivel cualitativo alto de preparación del personal y de participación de los jóvenes reservistas».

Muchachos de tiro fino

El teniente coronel Carlos Acanda Fuentes señala la existencia de siete áreas de tiro para el batallón de infantería, al tiempo que indica las reglas y procedimientos observados para este tipo de ejercicios, en los cuales se adiestran cada día los reservistas.

«Pero antes de tirar, los reservistas de la pequeña unidad conocen las partes del armamento, sus mecanismos y principios de funcionamiento, cómo se debe proceder a la limpieza del armamento, a trabajar con sus partes móviles y rígidas», indica el teniente coronel Díaz Llerandi. El también jefe de batallón apunta que la maniobra demuestra de forma exitosa el cumplimiento de las acciones de los jefes y pequeñas unidades durante la preparación y cohesión combativa de las tropas.

Destaca los altos niveles de disposición y cohesión combativa alcanzados por los jefes, órganos de dirección y de mando de las unidades y el sistema defensivo territorial en la preparación de nuestro pueblo para la defensa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.