Maniobras de agrupaciones de tropas del Ejército Central

Cada año se realizan en Cuba estos ejercicios militares para la defensa del país, lo cual muestra la cohesión e intransigencia contra el enemigo

Autor:

Julio Martínez Molina

CAIBARIÉN, Villa Clara. — Nada hacía vislumbrar en el puesto de observación lo que estaba por ocurrir. La noche transcurría apacible y sin brisa, lo que desató los enjambres de jejenes sobre los combatientes. Estaba por llegar el alba cuando, entre la penumbra, detectaron, en un mar manso, una lancha rápida del enemigo.

De inmediato informaron al Mando Superior que dio la orden de hacer fuego y, a partir de ese momento se sucedieron las acciones para repeler el intento del enemigo de desembarcar y tomar los cayos al norte de Caibarién.

Con este episodio, como parte de la maniobra de una Agrupación de Tropas, iniciaron la defensa de la cayería unidades de la Marina de Guerra Revolucionaria (MGR), de conjunto con el sistema defensivo territorial.

El enemigo, sorprendido al intentar infiltrar un grupo de reconocimiento para determinar los puestos de mando y crear condiciones para el desembarco, intensificó la exploración del terreno con helicópteros y aviones, lo cual provocó la certera respuesta de la defensa antiaérea, mientras otras fuerzas colocaban minas en el mar y obstáculos ingenieros en el litoral.

Los enfrentamientos desatados tuvieron el punto culminante con el desembarco de las tropas, que fue frustrado mediante una acción que mostró la audacia y destreza de las distintas fuerzas que intervinieron en la maniobra. Un ejemplo elocuente de su buena preparación fue el torpedazo que impactó en el mismo centro a una embarcación mediana.

Fue el final del simulacro. Y en todos los rostros afloró, sobre el cansancio, la sonrisa, tenían sobrados motivos para ello, porque la maniobra mostró la cohesión y profesionalidad alcanzada, como enfatizó el general de división Raúl Rodríguez Lobaina, jefe del Ejército Central.

Tras felicitar a las tropas, subrayó que durante el ejercicio se pudo comprobar el papel decisivo de los jefes de pelotones en la dirección de las acciones combativas, que son parte decisiva para el éxito en el combate.

Aniquilar al enemigo

RODAS, Cienfuegos.— Fue un ejercicio de preparación acabada que concitó la felicitación del general de brigada Fidencio Díaz, jefe de la Región Militar de Cienfuegos, y de Yanelis María Miranda, presidenta del Consejo de Defensa del municipio de Rodas.

Inscrito dentro de las acciones en saludo al aniversario 50 del Ejército Central, se enfocó en las estrategias conjuntas de las pequeñas unidades de las Milicias de Tropas Territoriales y el sistema defensivo territorial contra un ataque enemigo al perímetro de un municipio.

Apoyados por las Tropas Especiales en sus preparativos, los movilizados reprodujeron sobre el teatro de operaciones la respuesta a una agresión enemiga dirigida a los principales objetivos económicos, políticos y sociales.

Los puestos de observación activados dieron la voz de alarma ante el supuesto avance enemigo y nuestras tropas respondieron sobre el terreno de manera ágil y fulminante, por intermedio de emboscadas y otras tácticas insurgentes u acciones de desgaste.

Previamente, mujeres, ancianos y niños fueron conducidos a refugios. El hostigamiento al agresor transcurrió de manera organizada y efectiva, hasta su total aniquilación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.