La espiritualidad como dimensión clave de la sociedad cubana

Cuba despide un año difícil y se prepara para profundos cambios de su realidad, cuyo horizonte estratégico sigue siendo el socialismo. La Comisión Central de Recreación versó sobre el actual momento, y sobre eventos trascendentes como el XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes

Autor:

Alina Perera Robbio

La espiritualidad como dimensión clave de la sociedad y como horizonte de todo cuanto se emprenda, fue un concepto sobre el cual reflexionó este miércoles el vicepresidente del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández, durante la reunión de la Comisión Central de Recreación que sigue pulsando esfuerzos, resultados y deficiencias de las instituciones y organismos responsabilizados con la vida cultural y el esparcimiento de los cubanos.

«Todo lo que hagamos debe ser bien pensado y con intencionalidad, sin dejar de tener presente la subjetividad de las personas», enfatizó el también miembro del Buró Político, quien hizo referencia —cuando este año va llegando a su fin— a nuestra probada voluntad para resistir y vencer dificultades, y al valor de la inteligencia, tanto colectiva como individual, para superar reveses.

Sobre este 2010 que ya se despide, Esteban Lazo meditó que ha sido «duro pero también de prepararnos para enfrentar profundos cambios que estratégicamente apuntan hacia más socialismo, hacia el bienestar de nuestro pueblo, en un contexto mundial marcado por problemas de todo tipo: medioambientales, energéticos, de alimentación, de crisis ética».

Sobre el último desafío, el dirigente cubano afirmó que la política de Estados Unidos hacia el mundo muestra una extraordinaria ausencia de ética. Y recordó la prueba más reciente de tal desfachatez: los documentos publicados por el sitio web Wikileaks, materiales cuya autenticidad, como ha afirmado Fidel en sus Reflexiones, nadie ha puesto en duda.

Inmersa en un mundo tan difícil, comentó Lazo, Cuba se prepara para el próximo Congreso del Partido. «Un Congreso que es del pueblo, que no podrá hacerse sin la participación del pueblo».

Resaltó que «si trabajamos todos juntos, y lo hacemos bien, eso será para el futuro de nuestro pueblo, futuro que sin dudas es el socialismo». Habrá que realizar múltiples transformaciones, enunció, en un país que no tocará el derecho a la educación, a la salud, a la seguridad social, y que no dejará a nadie desamparado; pero que para mantener esas conquistas tendrá que contar con el esfuerzo de todos.

«¿De dónde saldrán los recursos para los propósitos estratégicos si no ahorramos, si no controlamos, si no exigimos?», dijo el Vicepresidente cubano en clara referencia a la importancia de actualizar nuestro modelo económico, y al abordar el valor de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, los cuales tienen como ingrediente clave, afirmó, la sabiduría popular que ha tomado parte en más de un proceso de reflexión, aportando opiniones, a partir de los discursos pronunciados por el compañero Raúl.

«Vamos a vencer —compartió Lazo su certeza—; este trabajo que estamos haciendo es importante colectiva e individualmente, siempre pensando en hacer las cosas mejor».

Motivaciones del festival

Razones profundas animan la celebración, del 13 al 21 de este mes en Sudáfrica, del XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, según expresó en el encuentro Liudmila Álamo Dueñas, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

La más trascendente, dijo, tiene que ver con que por vez primera tendrá lugar en África Subsahariana un evento de la naturaleza y magnitud del Festival, al cual se espera asistan 17 000 jóvenes procedentes de más cien naciones, de los cuales unos 7 000 serán del continente anfitrión y de países cercanos al que servirá de sede.

Según explicó Liudmila Álamo, la cita internacional estará animada por directrices ya aprobadas por la Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMJD), entre las cuales son esenciales mantener el carácter antiimperialista, compartir las experiencias de la lucha estudiantil, y mostrar solidaridad hacia quienes batallan contra los desmanes de quienes pretender tiranizar al planeta.

Los temas del XVII Festival, comentó la Primera Secretaria, tratarán, entre otros asuntos, acerca de la lucha por la paz y el rol de la juventud; los esfuerzos por la autodeterminación, la independencia y la soberanía de los pueblos; los bloqueos, embargos, sanciones, terrorismo económico y genocidio acometidos por el imperio; así como los conflictos étnicos y religiosos como instrumentos de dominación imperial.

Otras reflexiones tendrán lugar en Sudáfrica a partir de tópicos como el acceso público, gratuito y universal a la educación, la ciencia, la cultura y la información; el analfabetismo y el papel de las nuevas generaciones en el enfrentamiento a ese flagelo; el derecho al trabajo y otros derechos humanos.

Desde ya, como informó la dirigente juvenil, la Isla será espacio para numerosas actividades con vistas al importante evento internacional: habrá diálogos con combatientes destacados de la Revolución, especialmente aquellos que partieron a tierras africanas para participar en contiendas libertarias. A combates decisorios como el de Cuito Cuanavale y Cangamba, serán dedicadas jornadas de homenaje.

La agenda también incluye momentos de preparación de nuestra delegación multinacional al Festival; un concierto que tendrá lugar este 4 de diciembre en la Escalinata de la Universidad de La Habana; actividades por los aniversarios 40 de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), y el 46 de las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ); así como el acto de abanderamiento, el próximo día 7, de quienes saldrán desde el Archipiélago para representarnos en Sudáfrica.

Particular relevancia, expresó Liudmila, tendrá para nuestra juventud el 10 de diciembre, cuando se celebre el Día de los Derechos Humanos, fecha a propósito de la cual, afirmó, la Revolución Cubana tiene mucho que decir al mundo a partir de su experiencia y su altura moral.

Escenario vital de la recreación

Nuevamente la afirmación de que en el Consejo Popular se define el verdadero esparcimiento de las personas, afloró en los análisis de la Comisión Central de Recreación.

La idea tuvo como punto de partida una exposición realizada por representantes del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), acerca del «Consejo Popular como escenario principal de las actividades físicas, deportivas, recreativas y culturales».

Como parte de lo realizado durante el mes de noviembre, fueron mencionadas las carreras populares MARACUBA en los Consejos Populares y asentamientos poblacionales de montaña, así como diversas iniciativas desplegadas en todos los municipios del país a propósito del 19 de noviembre, Día de la Cultura Física y el Deporte.

Más de una reflexión fue dedicada a la importancia de atender los asentamientos poblacionales de montaña, de aprovechar cada espacio donde pueda fomentarse la actividad deportiva, sobre todo en las escuelas; y particular interés despertó el tema de la 50 Serie Nacional de Béisbol, suceso que trae aparejado un notable movimiento de aficionados y del pueblo todo.

En este punto de la reunión, Esteban Lazo compartió una idea que desborda cualquier tema particular para relacionarse con la sociedad en su conjunto: en todo lo que quiera hacerse, en cada proceso de transformación que vive el país, un objetivo primordial es trabajar en pos de cambiar el modo de pensar de los protagonistas, para que se acrecienten el aprovechamiento eficaz del capital humano, el conocimiento, la creatividad. Para acrecentar una mirada que pondere en toda acción las posibilidades de lo subjetivo. Un enfoque que no soslaye en ningún instante el factor espiritual de la Revolución.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.