Profundizan investigaciones históricas en ecomuseo cubano Las Terrazas - Cuba

Profundizan investigaciones históricas en ecomuseo cubano Las Terrazas

Paralelamente a las pesquisas en torno a las haciendas construidas allí en los siglos XVIII y XIX por colonos galos provenientes de Haití, avanzan los estudios sobre una de las comandancias del ejército mambí, que protagonizó decisivos episodios en la lucha contra el colonialismo español

Autor:

Juventud Rebelde

Pinar del Río, diciembre 7.—Investigadores cubanos profundizan  las exploraciones históricas en Las Terrazas, primer ecomuseo de la isla, donde convergen ruinas de cafetales franceses con la exuberancia de la Sierra del Rosario, según PL.

Paralelamente a las pesquisas en torno a las haciendas construidas allí en los siglos XVIII y XIX por colonos galos provenientes de Haití, avanzan los estudios sobre una de las comandancias del ejército mambí, que protagonizó decisivos episodios en la lucha contra el colonialismo español.

Además del Cafetal Buena Vista, totalmente reconstruido, el sitio atesora vestigios de otros complejos arquitectónicos de similares patrones, actualmente cinco de ellos son sometidos a un proceso de restauración.

Las indagaciones sobre esa modalidad de plantación abarcan a medio centenar de casonas erigidas en esta occidental provincia a la usanza europea, declaró a Prensa Latina la directora de la sala de referencia patrimonial, Analia Piña.

Recolectar nuevas evidencias sobre el campamento de Aranjuez, otrora baluarte de la gesta contra la dominación española, resulta también prioridad de las búsquedas, añadió.

Entre los sitios de prominencia de la localidad, distante unos 60 kilómetros de La Habana, sobresale el memorial Ernesto Che Guevara.

El conjunto escultórico, comentó, evoca la preparación en esos predios de parte de la guerrilla que acompañó al legendario luchador argentino-cubano durante su cruzada libertaria por Bolivia.

El complejo museológico de Las Terrazas ofrece a los visitantes paseos por la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario, morada de más de 100 especies de la avifauna cubana y exótica.

Entre senderos que bordean las montañas asoman los bosques siempre verde, recuperados ya de los azotes de recientes huracanes, donde habita el tocororo, ave nacional y el pájaro carpintero.

Alrededor de un árbol centenario, El Hotel Moka es una suerte de mirador en medio de las serranías. Simbiosis del mundo silvestre y los aires de modernidad, obsequia una de las panorámicas más hermosas de las lomas circundantes.

La Casa Museo Polo Montañez, donde vivió el cantautor durante sus últimos años, es otra de las reliquias del paraje, escenario de la primera experiencia cubana de desarrollo rural con base en el turismo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.