Honrarán a jóvenes que combatieron en Girón

Exhibirán por vez primera el proyectil de ametralladora calibre 50 del avión norteamericano que causó la muerte a Nelson Fernández Estévez, quien con 14 años fue el más joven de los caídos en la epopeya

Autor:

Luis Hernández Serrano

Durante el mes de abril de 2011 el Museo Playa Girón rendirá merecido tributo a los héroes y mártires de aquella epopeya, especialmente a los jóvenes que hicieron posible el 50 aniversario de la primera gran derrota del Imperialismo en América.

Para ello se dedicará la segunda sala interior (de las cuatro con que cuenta la instalación) al abnegado esfuerzo de la juventud miliciana, del Ejército Rebelde y de la Policía Nacional Revolucionaria que enfrentó a la Brigada 2506 durante los tres días de combate.

Lo anterior lo informó Berta Elena Sierra Cobas, directora de ese Museo desde 1993, en breve entrevista telefónica.

Entre las singularidades de la muestra estará el proyectil de ametralladora calibre 50 del avión norteamericano que le causó la muerte a Nelson Fernández Estévez, el más joven combatiente de Girón, artillero de la Base Granma, que solo contaba 14 años.

«La bala que mató los 14 años de Nelson Fernández Estévez, nacido el 5 de octubre de 1946 en la finca La Manuelita, en el kilómetro 43 de la carretera central —y que a los seis años se mudó para San José de Las Lajas, donde un estadio de pelota lleva su nombre —comenta la directora— será expuesta en la sala dedicada al heroísmo juvenil cubano, sobre un pedestal de madera, como muestra del crimen imperialista. Fue donada por la hermana del mártir, Miriam Fernández Estévez, el 16 de abril de 2005 y es la primera vez que la pondremos en un sitio preponderante para que sea apreciada por todos».

El grupo de las antiaéreas conocidas como «cuatrobocas», al que pertenecía Nelson —uno de los primeros en llegar a la zona de los combates— derribó un avión enemigo. Él fue atravesado por la bala de la aeronave norteamericana con insignias cubanas, y llevado urgentemente al hospital de Jovellanos, Matanzas, donde lo operó el doctor Julio Font, y lo reintervino en el Hospital de Matanzas. Pero murió el 26 de abril de ese año 1961.

Explicó que esa institución se fundó oficialmente el 19 de abril de 1976, aunque ya en 1964 se inició con una amplia exposición de fotos sobre aquella gesta combativa. Desde su creación ha sido visitado por más de un millón de personas, y solo en lo que va de año han asistido más de 75 000, de los cuales 64 000 han sido cubanos y el resto, 12 578, visitantes extranjeros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.