Reabren fábrica de guayaberas en Pinar del Río - Cuba

Reabren fábrica de guayaberas en Pinar del Río

En ella sustituyeron el viejo equipamiento por máquinas de coser de alta tecnología de procedencia china

Autor:

Juventud Rebelde

Después de una larga etapa de inactividad debido a los daños ocasionados por el huracán Gustav al inmueble, la fábrica de guayaberas de Los Palacios, en Pinar del Río, reinició su producción, ahora con una tecnología más moderna, publicó la AIN.

Dianelis Martínez Oliva, administradora del centro, indicó a la prensa que fue sustituido el viejo equipamiento por máquinas de coser de alta tecnología de procedencia china, las cuales posibilitan reducir el consumo eléctrico durante la confección de la cubanísima prenda de vestir.

Precisó que con el objetivo de establecer tres turnos de labor, incrementan la fuerza de trabajo con personal graduado en las escuelas de corte, costura y bordado en la academia de artes manuales del territorio.

Antes de finalizado este año, el colectivo espera concluir casi 10 700 guayaberas para niños, comercializadas en países centroamericanos bajo la marca Continental.

La entidad elabora además pantalones, sayas, blusas bordadas, short y otros surtidos para infantes, mujeres y hombres, destinados a mercados foráneos y por su calidad se abren paso en América Latina y Europa.

Para la reapertura de la pequeña industria, brigadas constructoras repararon la cubierta y otros objetos perjudicados por meteoros que dejaron interrumpido el proceso productivo por más de un año, aunque sus 63 trabajadoras tuvieron garantía de empleo en otras faenas.

Vestida por varias generaciones de cubanos, la fresca y elegante prenda, cuentan que tuvo su surgimiento en el siglo XVIII  cuando un artesano, inmigrante español, montó una sastrería en la villa de Sancti Spíritus, donde vendía unas camisas largas con bolsillos cómodos para guardar tabacos.

Entonces se le llamó yayabera, por usarse en la zona del río Yayabo, pero como los lugareños acostumbraban a depositar guayabas en sus bolsillos, cambió el nombre por guayabera.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.