El mejor somatón es la silla

En el evento, realizado en Pinar del Río, los asistentes reconocieron que en muchas ocasiones se abusa de la tecnología y se deja a un lado la relación médico-paciente

Autor:

Zenia Regalado

PINAR DEL RÍO.— El mejor análisis y el mejor somatón es la silla, la conversación con el paciente, pues de esta sale un 70 por ciento del diagnóstico. Este médico es enfático cuando lo asegura.

El doctor Jorge Pedroso Delgado, del hospital provincial Manuel Ascunce Domenech, de Camagüey, participó en el X Congreso Nacional de Medicina Interna, que concluyó recientemente en la Universidad Médica Ernesto Guevara de la Serna, en esta provincia.

El especialista reconoce que hay problemas con la aplicación adecuada de la entrevista médica, y en consecuencia se abusa de la tecnología, en lo cual hay que insistir con los estudiantes.

Agregó que existe una investigación cuantitativa encaminada a evaluar esos problemas y que es preciso dedicarle más tiempo a la docencia, para evitar el mal uso de análisis complementarios y de la tecnología.

En la salud también hay que aplicar la economía, puntualizó, para que los recursos sean destinados a quien de verdad los necesita. El hecho de que la medicina sea gratuita lleva a olvidar que los recursos deben ser empleados correctamente.

Precisamente el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, a debate actualmente en el país, plasma, en el caso de Salud Pública, la importancia de reforzar el método clínico como manera de lograr una mayor eficiencia en la atención a los pacientes.

El evento realizado en Pinar del Río se dedicó especialmente a escuchar criterios de los profesionales sobre este tópico. Los asistentes reconocieron que en muchas ocasiones se abusa de la tecnología y se deja a un lado la relación médico-paciente, cuando la medicina no es solo una ciencia, sino también un arte que debe tener en cuenta la cultura, las tradiciones y el entorno familiar del enfermo.

El Doctor en Ciencias Médicas Delfín Pérez Caballero, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Medicina Interna, destacó que el tema principal del Congreso fue el aseguramiento del método clínico, y por ello se le dedicó una de las primeras mesas redondas.

Los principales simposios del Congreso coincidieron con lo planteado en los Lineamientos para dar una mejor atención a la población.

Los profesores que asistieron a esta cita asumieron que deben transmitir estas experiencias al estudiantado. Así lo señaló el doctor Jorge Rodríguez Martínez, del hospital pinareño León Cuervo Rubio.

Ponerle nombre al derroche

El doctor Alejandro Padilla Concepción, del policlínico de San Luis, en Pinar del Río, acude a las matemáticas para fundamentar su coincidencia con la necesidad de potenciar el regreso a una clínica consecuente.

El hábito a veces hace al monje y el hecho de gastar y gastar sin el debido orden y rigor no puede ser la práctica en el sector; de ahí que el tema esté siendo debatido a todas las instancias y que satisfaga escuchar que se les pone nombre y apellidos a los recursos que van a parar al banco de la irracionalidad.

«Cuando se aplica mal el método clínico se pueden provocar hasta daños al organismo, como es el caso de las radiaciones», ejemplifica Padilla.

De acuerdo con los planteamientos, cada enfermo requiere de una pequeña investigación que implica pasos inviolables, entre los que se encuentra el interrogatorio al paciente —quien en ocasiones no lo cuenta todo el primer día—, además del examen físico.

Cuando alguien asiste a un hospital tiene angustia y necesita ser escuchado. En el mundo esta comunicación está en crisis y Cuba no escapa a ello. Se conoce que en el Reino Unido se imparten posgrados para que el médico aprenda a escuchar en la consulta.

Según se apreció en el evento, el examen físico es una habilidad de ejercitación, y ello debe ser considerado en la formación de los estudiantes, pues repetir es enseñar. Si el paciente y el familiar no cooperan con el interrogatorio, el examen físico cobra aún mayor importancia.

En el evento se subrayó que el método clínico se relaciona con lo social, y hay mucho en este de interacción entre dos personas. Existen médicos que satisfacen más que otros por el arte que emplean en su aplicación.

Concuerdan los estudiosos en que contrastar la información que se obtiene, elaborar hipótesis y tomar decisiones son otros momentos importantes.

Se trata de ver al enfermo, abordar el terreno y explorarlo, pero a veces falta la práctica y es preciso revisar la manera en que se procede. Hay que dedicarle tiempo al paciente, coincidieron en señalar varios de los asistentes al Congreso entrevistados por este diario. Ellos opinaron que es muy atinado que el tema aparezca en los Lineamientos de la Política de la Salud Pública hacia el futuro.

Si no se piensa que cada paciente es en sí una investigación no se harán investigaciones clínicas verdaderas, coincidieron.

Según sus criterios, las enfermedades no evolucionan igual en todas las personas; hay que conocer la familia, el entorno en el que se desenvuelve cada quien, y hasta la cultura de cada lugar es importante averiguarla.

Desde hace 200 años se dijo que hay que individualizar a los enfermos. ¿De cuánto se entera un médico a los siete días de estar una persona ingresada? Y la mayor parte de esa información la obtiene mediante la conversación.

Cuando se pasa visita, de la lectura de la historia clínica se salta inmediatamente a los exámenes complementarios, práctica que hay que desterrar porque sin el método clínico no se puede trabajar.

¿Por qué se usan en demasía los exámenes complementarios? Varias intervenciones en el Congreso de medicina interna señalaron que se trata de deslumbramiento ciego por la tecnología, pero poco a poco se gana conciencia de ello y abordar este asunto contribuirá a perfeccionar la medicina cubana.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.