La casa de los universitarios

Del más de un millón de graduados en los centros de altos estudios, unos 600 000 estuvieron becados. Esos emblemáticos espacios cumplen 50 años

Autor:

Margarita Barrios

Más del 65 por ciento de los universitarios reciben los beneficios de las residencias estudiantiles, las cuales permiten el acceso a la Educación Superior a todos los jóvenes, aunque vivan en lugares apartados.

Gil Ramón González, viceministro de Educación Superior, explicó en un encuentro con la prensa que este plan de apoyo a la formación de profesionales cumple en este curso escolar su aniversario 50, y constituye un baluarte de la idea del Comandante en Jefe Fidel Castro de universalizar la universidad.

«Gracias a las residencias estudiantiles, en 2010 superamos el millón de graduados universitarios, de los cuales unos 600 000 estuvieron becados», apuntó.

«Además pudimos contribuir, compartiendo lo que tenemos, a formar profesionales de 150 países del mundo, y hoy jóvenes de 70 naciones, que no hubieran podido acceder a la educación superior por falta de recursos materiales, estudian en nuestras universidades».

Con respecto a las condiciones materiales, Gil Ramón dijo que, en los últimos cinco años, todas han tenido algún beneficio, y significó que las becas de las universidades de La Habana y de Oriente, así como la Agraria y la CUJAE recibieron las mayores inversiones.

El viceministro destacó que, en una reciente visita a las residencias estudiantiles de todo el país —todos los Centros de Educación Superior tienen su beca y la Universidad de La Habana cuenta con seis— se constató que aunque el avance material es discreto, hay un marcado salto de calidad en la labor educativa.

«Se siente un renacer de la auto-dirección estudiantil en las residencias, y ha mejorado la labor educativa, en la cual no solo participan los trabajadores del lugar, sino las organizaciones estudiantiles y políticas, así como los profesores.

«Porque la residencia no es un lugar solamente donde se va a descansar y ocurre alguna actividad cultural —apuntó— sino un sitio donde se desarrolla el debate de ideas y que puede ser utilizado para la labor educativa», señaló finalmente.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.