Paisaje verde olivo renovado

Se registran notables avances en el mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo para los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias

Autor:

Julio Martínez Molina

CIENFUEGOS.— La experiencia como periodista en coberturas relacionadas con la profesión militar da la seguridad al redactor para subrayar la mejoría de las condiciones de vida y trabajo ocurridas en nuestras Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), como tendencia continua y remarcada de forma particular durante el año 2010.

Si en un sitio resulta apreciable lo anterior con fuerza mayor, es en la Región Militar de Cienfuegos, donde el paisaje recibió sustancial transformación a lo largo de ese período.

Desde la entrada al lugar, integralmente reconcebido, hasta su flamante teatro, la estrenada cocina-comedor, el dormitorio de los oficiales, sargentos y soldados, todo tiene color y olor a nuevo.

El mayor Fren Álvarez Moya destaca los avances en el mantenimiento, reparación y edificación de las instalaciones. Y significa que la planificación y organización del empleo de los recursos, de cara al cumplimiento de las tareas, son las claves del éxito.

Álvarez Moya precisa que el grupo de acciones constructivas fue realizado a partir de dos conceptos: inversiones y reparación. Sin eludir el mantenimiento de las instalaciones.

Apunta al respecto el mayor Leonardo Roig León, segundo jefe de Logística de la Región Militar: «La entrega de recursos tiene lugar de forma organizada, centralizada, a través de la unidad de construcción y alojamiento territorial y la subsección dedicada al asunto de nuestra Región.

«Siempre tenemos en cuenta la documentación exigida para cada obra, como son las tareas técnicas, memorias descriptivas, o el estado de mantenimiento según normas, proyectos…».

Ernesto Núñez Leandro, joven soldado del Servicio Militar Activo (SMA), pondera el hecho de que los cambios contribuyen a que todos se sientan mejor, amén de los niveles de atención al hombre, y la preocupación constante de los jefes hacia su labor, pero también hacia sus requerimientos o problemáticas familiares.

En la unión está la fuerza

Si algo amerita destacar en la ardua e integral obra consolidada por las FAR en Cienfuegos, es la voluntad de cohesión entre el mando, oficiales, suboficiales, sargentos, soldados, trabajadores civiles, el Partido, la UJC, y la organización sindical.

Unidos todos, han encaminado un esfuerzo constructivo colosal, que incluye levantar varios edificios en nuevos asentamientos de Cienfuegos. Para la recta final de 2010, fueron entregadas las llaves de las nuevas moradas en tres de estos inmuebles, erigidos en la Avenida 28.

Con el trabajo en colectivo también resultó posible la remodelación de la Unidad de Prevención y el Taller Integral de la Región Militar.

Su jefe, el capitán Guillermo Ramón Lugo Fernández, expresa que «fue construido en cerca de 11 meses con nuestros propios esfuerzos. Gracias a ello, hemos ganado mucho en la unificación de las distintas unidades, para garantizar así los planes de producción previstos por el mando superior. En estos momentos trabajamos en la modernización y remotorización de la técnica blindada y de transporte».

En recorrido por la instalación, el trabajador civil Rolando Águila Valdés, mecánico de armamento, da fe de las mejoras en las condiciones de trabajo, mientras se empeña en la reparación de una pieza de artillería antiaérea.

Oficiales, suboficiales, trabajadores civiles y jóvenes que cumplen su Servicio Militar, tiran mezcla, ponen un bloque o reparan una pared, habilidades aprendidas a pie de obra.

Relevante en todo este ajetreo constructivo es que sitios que se encontraban semiactivos o en algunos casos hasta paralizados, lograron reactivarse, destaca el mayor Fren Álvarez Moya.

Fren explica que a todas las unidades le fueron asignados diferentes objetos de obra a ejecutar, objetivos erigidos mediante el quehacer común y el aporte especializado de las brigadas de mantenimiento en cada una de ellas.

Sería injusto ignorar, en tanto esfuerzo humano, la presencia activa, visión y capacidad de trabajo del general de brigada Fidencio Díaz, al frente de la Región Militar de Cienfuegos.

Este hombre, como todos los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, ha sabido inculcar este espíritu, derivado del ejemplo de los líderes históricos de la Revolución.

Con la misma disciplina de siempre, con el objetivo claro de su rol sagrado de defensora de nuestra soberanía, las FAR experimentan modificaciones en sus condiciones de vida y de trabajo.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.