Camagüey potenciará producción de medicina verde en 2011

El jarabe anticatarral Imefasma, la tintura de ajo, los melitos de propóleos, las cremas de manzanilla y los bálsamos analgésicos, entre otros, tienen gran demanda en la población, pues resultan menos agresivos para el organismo

Autor:

Juventud Rebelde

Más de tres millones de frascos de 29 tipos de medicinas naturales como lociones analgésicas, sedantes, jarabes antiinflamatorios, anticatarrales y antidiarreicos producirá este año la Empresa de Farmacias y Ópticas de la provincia de Camagüey, reportó la AIN.

María del Carmen Gómez, subdirectora técnica y comercial de la entidad rectora de la elaboración y distribución de productos de medicina natural y tradicional (MNT) en el territorio, dijo a la AIN que estos se elaboran según un cuadro básico nacional que contempla todos los grupos farmacológicos.

El jarabe anticatarral Imefasma, la tintura de ajo, los melitos de propóleos, las cremas de manzanilla y los bálsamos analgésicos, entre otros, tienen gran demanda en la población, pues resultan menos agresivos para el organismo. Además, sustituyen la compra de medicamentos industriales con efecto similar.

Añadió la especialista que el pasado año superaron las expectativas en cuanto a volumen de productos, no así en el surtido o variedad, pues la agricultura no garantizó la entrega de materias primas como manzanilla, menta, orégano y caléndula.

Javier Rodríguez, especialista de la delegación provincial del Ministerio de la Agricultura, señaló que las limitantes para la siembra de esas especies se encuentran en las pocas áreas de riego con las que cuenta la provincia y las malas condiciones en la nave de secado de las plantas.

Aseguró Rodríguez que en este año se prevé la recuperación de la nave y la construcción de dos nuevas, así como también el incremento del apoyo de la agricultura urbana y suburbana al programa de MNT, cuyo desarrollo está previsto en el Proyecto de Lineamientos de la política económica y social.

La medicina alternativa cobró auge en el país en 1992, como paliativo a la escasez de medicamentos en el llamado período especial, y actualmente constituye una forma de reducción de importaciones de medicinas industriales y materias primas para elaborarlas, de altos costos en el mercado internacional.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.