Collage Pioneril

La asamblea pioneril del municipio Las Tunas resultó una confirmación de cuánto hay que escuchar a la generación que se está formando hoy en Cuba

Autor:

Juan Morales Agüero

LAS TUNAS.— Cada vez que participo en una reunión pioneril, mi capacidad de asombro se pone a prueba. Esta vez no fue la excepción. Así que salí de la asamblea municipal tunera no solo con mi grabadora repleta de palabras inteligentes, sino con la certeza de que esta generación conoce a fondo el rol que le atañe en nuestro futuro.

El debate no solo me gustó por su agudeza —los niños tienen mucho que enseñarnos a los adultos—, sino por la variedad de temas abordados. Algunos tocan de cerca a quienes tienen la responsabilidad de educarlos y se convierten en desafíos a enfrentar para la etapa que comienza mañana mismo, porque el tiempo nos pisa los talones.

Varios muchachos hablaron de la necesidad de que la historia local se trate con mayor intensidad en los programas docentes. Incluyendo ahondar en algunos cuyos nombres llevan sus escuelas. «Necesitamos que nos hablen más de nuestros héroes y mártires», dijo uno de los chicos. Y sus compañeros premiaron su petición con un aplauso.

Otro tomó la palabra para reclamar un incremento en los fondos bibliográficos de su biblioteca escolar, a todas luces insuficientes. Y otro, en la cuerda de la docencia, exigió un mejor uso de las llamadas «casas de estudio», cuestión en la que debe incrementarse la exigencia tanto por parte de los alumnos como de la familia.

Al abordar el tema de la orientación vocacional, un pionero solicitó al plenario que los círculos de interés tengan más variedad, pues en algunos sitios se repiten y no ofrecen opciones a quienes simpatizan con otras especialidades. «A mí me gusta el deporte y en mi escuela no ofertan ninguna disciplina», se lamentó uno de los presentes.

Una idea que se acogió con entusiasmo la lanzó una pionera. «Nuestros padres deben contribuir con su experiencia y conocimientos en la orientación vocacional de los niños. El carpintero puede enseñar carpintería; el maestro está en condiciones de iniciar a los interesados. Y así en muchos otros oficios y profesiones».

La asamblea pioneril del municipio tunero, que contó con la presencia de dirigentes políticos y estudiantiles nacionales y provinciales, resultó una confirmación de cuánto hay que escuchar a estos muchachos en estos tiempos donde se acrecienta su implicación social.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.