La boricua es nuestra causa

Organizaciones juveniles y estudiantiles se manifestaron ayer en solidaridad con sus hermanos en lucha

Autores:

Juan Morales Agüero
Yailé Balloqui Bonzón

Bajo la mirada siempre pujante del Apóstol, los cubanos se unieron este viernes al Día Internacional de Solidaridad con la Universidad de Puerto Rico (UPR), que recuerda los sucesos violentos ocurridos en esa institución el 11 de marzo de 1971 y los 108 años de haber sido fundada esa casa de altos estudios.

En un acto presidido por Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento, y reunidos en el Parque Central de la capital cubana, organizaciones juveniles y estudiantiles, estudiantes puertorriqueños y de otras nacionalidades recordaron que 40 años atrás, en esa fecha, se produjo el asalto fascista a la UPR y cundió la violencia y la represión, sobre todo en el recinto de Río Piedras, que culminó con la muerte de tres personas, entre ellas un estudiante, recordó Alarcón.

En ese entonces —agregó— los jóvenes boricuas que luchaban por la paz y por un mundo mejor, rechazaban que se les obligase a participar en la injusta guerra que mantenía Estados Unidos contra el pueblo vietnamita.

Al referirse a los estudiantes en huelga desde hace casi un año exigiendo que la enseñanza superior no sea una posibilidad elitista, valoró que ellos libran su hermosa batalla por la libertad y la cultura.

«A nosotros, los cubanos, nos toca hacer todo lo que podamos para que crezca la solidaridad con Puerto Rico y con su juventud», remarcó.

José Berrios, delegado alterno de la Misión de Puerto Rico en Cuba, expresó que miles de compatriotas se han sumado a la lucha de los estudiantes dentro y fuera de la nación boricua. No cabe la menor duda de que saldrán triunfantes de esta audaz y valiente batalla. Estamos seguros que la verdad triunfará sobre la injusticia.

También este viernes centenares de miembros de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en Las Tunas proclamaron su solidaridad con los jóvenes boricuas en lucha y marcharon en rememoración del 13 de marzo de 1957, cuando un puñado de valerosos jóvenes, liderados por José Antonio Echeverría, asaltaron el Palacio Presidencial y tomaron la emisora nacional Radio Reloj.

La marcha, en la que tomaron parte alumnos de los diferentes centros de enseñanza superior de la provincia, comenzó en los predios de la Universidad Vladimir I. Lenin, y, luego de recorrer calles y avenidas, hizo su entrada en las inmediaciones de la Plaza Martiana entre consignas revolucionarias y entusiasmo patriótico.

«El camino de la libertad que marcaron con su sacrificio José Antonio y sus compañeros lo siguieron Fidel y sus barbudos, para instaurar en Cuba el Gobierno más justo, humano y popular que haya conocido la historia de este continente», afirmó Arley Silva Velázquez, presidente de la FEU en la provincia.

Actos en los que se manifiesta la hermandad con los jóvenes puertorriqueños se efectúan en toda Cuba, aseguró Reynier Limonta, del Secretariado Nacional de la FEU.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.