La sombra sublime de Baraguá

Recuerdan en Santiago de Cuba la Protesta de Baraguá, un hecho donde Antonio Maceo el 15 de marzo de 1878 dejó plasmado su gesto de dignidad y patriotismo

 

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

MANGOS DE BARAGUÁ, Santiago de Cuba.— La vigencia para los cubanos de hoy del legado de dignidad y patriotismo que significó el gesto del General Antonio Maceo en la Protesta de Baraguá, fue resaltada aquí este 15 de marzo, coincidiendo con el aniversario 133 de la efeméride.

Bajo los históricos mangos, una representación del pueblo de Mella, encabezada por Lázaro Expósito, primer secretario del Partido en la provincia, y las máximas autoridades del Partido y del Gobierno en el municipio, con el protagonismo de los jóvenes, depositó una ofrenda floral a nombre del pueblo de Cuba ante el monumento que recuerda el hecho.

En representación de los más nuevos, continuadores del espíritu revolucionario y político cubano que tuvo su forja en Baraguá, el joven Roilán Rivero ratificó que aquel legado les acompañará siempre, para, como dijera Martí, de amar las glorias pasadas, sacar las fuerzas para conquistar las glorias nuevas, desde un papel más activo en el desarrollo económico, la producción de alimentos y el ahorro.

El relevo está seguro porque los jóvenes estamos comprometidos con el presente de la patria, que es estarlo con el futuro de la humanidad, enfatizó el también dirigente juvenil, quien exigió la eliminación del bloqueo económico contra Cuba y la inmediata e incondicional liberación de los cinco luchadores antiterroristas cubanos, prisioneros del imperio.

La ceremonia contó además, y como es ya una tradición, con la participación de más de un centenar de pioneros, estudiantes y jóvenes de la vecina provincia de Holguín, que en marcha desde Sao Corona de Birán, llegaron hasta el lugar para patentizar su compromiso ante la cercanía del VI Congreso del Partido y el aniversario 50 de la proclamación del carácter socialista de la Revolución.

Hermes Alonso Sánchez, miembro del Buró Provincial del Partido, expresó que la frase ¡No, no nos entendemos!, pronunciada por el Titán de Bronce en este sagrado lugar, que resumió todo el sentimiento de cubanía y amor a la libertad que el momento requería, ha sido paradigma de intransigencia y perseverancia revolucionarias para todos los cubanos que desde entonces han luchado por defender a nuestra nación frente a la injerencia extranjera.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.