Constituyen cátedra La Cultura de hacer política

La institución aunará el empeño de 25 prestigiosos historiadores, investigadores, educadores y martianos en general, con el objetivo de analizar los problemas actuales y proponer soluciones

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Entender la raíz de los problemas sociales, económicos y culturales desde concepciones filosóficas de grandes pensadores como José Martí y Fidel Castro, constituye hoy una exigencia urgente para enfrentar los males de la Humanidad actual, para el futuro de Cuba y del mundo.

Así expresó el doctor Armando Hart Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano y presidente de la Sociedad Cultural José Martí, durante la constitución, este jueves, de la cátedra La cultura de hacer política, adscrita al Centro de Estudios Martianos.

Con la exacta combinación de radicalidad y armonía sobre la base de los principios éticos que han caracterizado lo más avanzado del pensamiento filosófico, pedagógico y cultural de nuestro país, esta cátedra —que sesionará sistemáticamente— aunará el empeño de tres invitados permanentes y 25 prestigiosos historiadores, investigadores, educadores y martianos en general, con el objetivo de analizar los problemas actuales y proponer soluciones.

Son sólidos los fundamentos que en la historia de Cuba tienen la cultura, la ciencia y la política, razón por la cual, según profundizó Hart, deben estudiarse los legados históricos de quienes escribieron y actuaron para contribuir a un mejor modo de hacer felices a los pueblos, como definiera la política el Apóstol.

Según apuntó la doctora Ana Sánchez Collazo, directora del Centro de Estudios Martianos, el papel de la educación en el desarrollo del arte de hacer política es cimero, sobre todo, si tenemos en cuenta que las nuevas generaciones de cubanos, al abrazarla, podrán ejercer una influencia trascendental en la concreción de nuestro porvenir.

Jorge Juan Lozano, asesor de la Oficina del Programa Martiano, en una relevante conferencia enfatizó en la concepción filosófica de José Martí, en la que se evidencia la necesidad de construir una sociedad desde el pueblo, en la que se valore el tiempo como intensificador de la vida y contundente arma política, realidad que exhibe triunfante la Revolución Cubana durante más de cinco décadas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.