Importantes inversiones en sector hidráulico espirituano

La reparación del aliviadero en la presa Dignorah, en Jatibonico y las labores de mantenimiento del Canal Magistral de la presa Zaza, la mayor del país, son algunos de los proyectos que desarrolla Sancti Spíritus para el empleo más eficiente de los recursos acuíferos

Autor:

Miguel Ángel Valdés Lizano

SANCTI SPÍRITUS.— El sector hidráulico en esta provincia, la de mayor capacidad de embalse en Cuba, asume importantes inversiones, no solo en beneficio de programas agrícolas priorizados, sino también a favor del suministro a la población.

La reparación del aliviadero en la presa Dignorah, en Jatibonico, se encuentra entre las principales acciones, si tomamos en cuenta que este lago artificial, capaz de embalsar alrededor de 30 millones de metros cúbicos, está fuera de explotación desde hace tres años y su rehabilitación representa un aporte significativo al plan arrocero en el complejo agroindustrial Sur del Jíbaro, en La Sierpe.

Con el objetivo de beneficiar tan relevante cultivo, se han ejecutado otros proyectos de mantenimiento en el Canal Magistral de la presa Zaza, la mayor del país, y en la Lebrige. Todo este esfuerzo se despliega con el propósito de apoyar el futuro incremento de las cosechas de soya en el sur de la provincia avileña.

En el municipio espirituano de Jatibonico se ejecuta además un acueducto, en beneficio de más de 26 000 personas. La obra incluye inicialmente la instalación de conductoras y redes de distribución para la porción sureña de la ciudad, así como una planta potabilizadora, que en 2012 podrá bombear hasta 300 litros por segundo.

También, en la última etapa de las acciones constructivas, se pretende sustituir la conductora que traslada el agua hasta Jatibonico desde la presa Lebrige, fuente de abasto principal del territorio, en la que durante el pasado año se emprendieron labores dirigidas a elevar su seguridad y capacidad de almacenamiento.

Las iniciativas espirituanas en materia hidráulica son coherentes con la política del país, dirigida a un empleo más eficiente de nuestros recursos acuíferos, especialmente en la agricultura.

A pesar de las acciones desarrolladas en Sancti Spíritus, una de las provincias más afectadas por la sequía del presente año, municipios como Trinidad y Fomento han vivido meses tensos con el problema del agua.

En todo el territorio espirituano más de 70 000 personas han tenido que recibir el agua en pipas, lo cual implica un considerable gasto por concepto de combustible, si se considera que solo en el territorio fomentense ocurren en cada jornada más de medio centenar de viajes.

En el primer trimestre del año la presa Zaza solo había podido cubrir el 47 por ciento de su capacidad, debido a la escasez de precipitaciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.