Los trabajadores cubanos serán los protagonistas de las transformaciones económicas de su país

Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político del Partido y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, agradeció el apoyo a la Revolución y al pueblo cubano de cientos de organizaciones sindicales y hombres y mujeres del mundo

Autor:

Juventud Rebelde

Cambiemos en la fragua del trabajo el mundo de hoy y del mañana, expresa la alocución de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), por el Primero de Mayo, que fue leída por su secretario general Salvador Valdés Mesa, en el inicio del desfile que protagonizan en la Plaza de la Revolución José Martí, cientos de miles de hombres y mujeres de la capital.

«Marchemos por todo lo que nos une y levanta, por la nación, por Fidel, Raúl, el Partido y el Socialismo, por la justicia social para todos, por el progreso nuestro y de la humanidad».

El también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC), significó que millones de cubanas y cubanos celebran con alegría este día, con entusiasmo renovado por los exitosos resultados del VI Congreso del Partido, que trazó el camino para llevar adelante la actualización del modelo económico cubano.

«Respaldamos los acuerdos y los Lineamientos de la Política Económica y Social aprobados en la reunión más importante de los comunistas cubanos, apuntó, en cuya discusión y enriquecimiento contribuimos con cientos de miles de opiniones todos los cubanos».

Y más adelante significó: «Hoy nos concentramos en las calles y plazas para ratificar que el Socialismo es nuestra opción, y que lo perfeccionaremos y le daremos continuidad a partir de la estrategia trazada en el evento partidista».

Hace 50 años celebramos el primer primero de mayo en defensa del Socialismo, evocó el dirigente obrero, y por primera vez ya todos los trabajadores sabíamos leer y escribir, luego de aquella gran gesta que constituyó la Campaña de Alfabetización.

Gracias a eso, dijo Salvador Valdés Mesa, los trabajadores y el movimiento sindical cubano no son simples observadores de los cambios, sino participantes en ellos, y tenemos un papel protagónico en el perfeccionamiento del modelo económico del país.

Para eso debemos situar en primer plano el trabajo, el ahorro, la disciplina, el orden y la exigencia como única manera de eliminar nuestras propias deficiencias y errores.

Expresamos especial gratitud a las organizaciones sindicales, movimientos sociales, personalidades y trabajadores de todo el mundo que admiran a Cuba y a la Revolución.

Ese espíritu internacionalista es una tradición que conservamos y enriquecemos cada día inspirados en nuestros predecesores.

También hizo referencia al reclamo de los trabajadores cubanos por el cese del bloqueo económico y comercial de Estados Unidos contra nuestro país, así como ratificó el reclamo de nuestro pueblo por el regreso de nuestros cinco héroes prisioneros en cárceles del Imperio.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.