Donde nacen las vocaciones - Cuba

Donde nacen las vocaciones

El Palacio Central de Pioneros Ernesto Che Guevara cerró su curso escolar con la Exposición de Círculos de Interés

Autor:

Margarita Barrios

Acercar desde temprano a los niños y jóvenes a los diversos oficios y profesiones, para sembrar en ellos el amor al trabajo y modelar vocaciones, es el objetivo de los círculos de interés que se organizan cada curso escolar en todo el país.

El Palacio Central de Pioneros Ernesto Che Guevara, de la capital, es una institución puntera en esa labor. En este período lectivo más de 46 000 estudiantes de los 15 municipios de La Habana pasaron por sus instalaciones, que cuentan con 123 especialidades en representación de 21 organismos de la Administración Central del Estado.

Para cerrar su curso escolar con broche de oro, y como es habitual, se realiza la Exposición de Círculos de Interés «Conquistando el Futuro», donde los muchachos muestran todo lo aprendido.

Denise Ochoa, Rachel Bejerano e Isabel Becerra, de la Escuela Secundaria Básica Marta Abreu, del municipio de Playa, estuvieron en el Círculo de Interés Pedagógico.

A ellas la vocación de ser maestras les tocó ya el corazón y piensan continuar estudios para formarse como profesoras.

«Aquí aprendimos mucho, y hemos confirmado nuestro gusto por el quehacer pedagógico», asegura Rachel, quien irá al preuniversitario con la aspiración de hacerse licenciada en Educación, pues su sueño es ser profesora de Secundaria Básica.

Denise e Isabel prefieren a los más pequeños, y por ello quieren ser maestras de primaria. «Transmitir todo lo aprendido a otra persona es algo hermoso», aseguran sonrientes.

Iovanat García Enrique, directora del área pedagógica del Palacio, explicó que allí se trabajan todos los niveles de la educación, desde el preescolar. «Al inicio del curso vamos a las secundarias y captamos a los jóvenes que tienen alguna inclinación por la pedagogía. Aquí, a través del juego de roles, ellos hacen todas las labores que realiza un profesor en el aula. Y sus alumnos, son ellos mismos».

José Luis Sánchez es todo un veterano en el Palacio. Su labor como instructor en el área de la Industria Sideromecánica comenzó en 1981. «Por aquí han pasado miles de jóvenes. A cada rato me encuentro a un ex alumno, que es mecánico, tornero, ingeniero o profesor, porque también trabajamos vocaciones para la docencia en el sector.

«Hacemos piezas elementales en este pequeño torno. Estos hexágonos, por ejemplo, luego pueden ser empleados en los ómnibus de aquí de Palacio. Ellos palpan la utilidad de su trabajo.

Así, mientras unos ensamblan una ventana, una niña maneja un montacargas, otras despachan en una tienda, o hacen losas de piso, o ricos helados… En fin, juegan a trabajar, dirigidos por sus instructores.

El país cuenta con 126 Palacios de Pioneros, pero aquellos estudiantes que no tienen esa posibilidad participan en los círculos de interés que se organizan en los propios centros escolares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.