Atentos ante intensas lluvias en el oriente

El Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología precisó que las precipitaciones  pueden continuar en las próximas horas, incluso llegar a ser fuertes y localmente intensas, especialmente en las zonas montañosas

Autor:

Juventud Rebelde

Especial atención debe prestarse en la región oriental a la evolución de las lluvias asociadas a un área de bajas presiones en el Mar Caribe occidental, alertó el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, en un aviso especial emitido este martes.

Esa entidad precisó que las lluvias pueden continuar en las próximas horas, incluso llegar a ser fuertes y localmente intensas, especialmente en las zonas montañosas. Precipitaciones de ese tipo ya se habían registrado en las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo.

Los acumulados más significativos, que superan los cien milímetros, se habían reportado en Santiago de Cuba por la estación meteorológica Gran Piedra, en Siboney, en Sigua y Palma Soriano. Mientras, en Guantánamo las mayores cifras se concentraban en Hatibonico y Casimbas de Filipinas, del municipio de Niceto Pérez; en San Antonio del Sur; en Jamaica, del municipio de Manuel Tames; y en la presa Clotilde, de Guantánamo.

Omar Palacios, subdelegado técnico de Recursos Hidráulicos en Santiago de Cuba, dijo a la AIN que las cifras más altas de lluvias ocurrieron en el municipio de Palma Soriano, con 287,2 milímetros; Sigua, Baconao, con 240; y el Centro Urbano José Martí con 152 milímetros.

Estas precipitaciones, que clasifican como intensas, resultan muy beneficiosas para la recuperación del manto freático y la reactivación de los pozos, muchos de los cuales estaban secos por la ausencia de precipitaciones en los seis meses que antecedieron a mayo.

En el despacho de la Agencia informativa se precisa que dada la topografía montañosa de la provincia, numerosas comunidades rurales se abastecen por esa fuente natural que, al deprimirse, ocasionó afectaciones en el suministro de agua y fue necesario activar el servicio de pipas, como sucedió en el municipio montañoso de Guamá.

También las precipitaciones han beneficiado a la agricultura y los embalses, aunque estos últimos estaban en una situación favorable, con poco más de un 76 por ciento en su capacidad común de llenado.

En Baracoa, según reportó la AIN este martes, la crecida de los ríos Miel y Macaguanigua, que cortan de sur a norte esta antigua ciudad, provocaron la ruptura de sus respectivos tibaracones y la suspensión de las clases en la escuela especial Perucho Figueredo.

No obstante, los baracoenses se muestran agradecidos por casi 14 días de humedad, que barrieron con la prolongada sequía en la zona.

Este martes, según detalla la nota de la AIN, cayeron sobre Baracoa casi un centenar de milímetros. Por su parte, el Puesto de Mando de la Dirección Provincial de Recursos Hidráulicos dio a conocer que las precipitaciones se comportaron parejas en todos los municipios, y en algunos sitios, como Hatibonico (cerca de Caimanera) y San Antonio del Sur, ambos en la árida franja costera meridional, los valores superaron los 200 y 140 milímetros, respectivamente.

Los acumulados fueron elevados también en las cuencas de los ríos Guantánamo, Jaibo y Guaso, que tributan a las tres presas vinculadas al abasto de la población de esta ciudad y al municipio de Niceto Pérez, donde radica la mayor empresa ganadera de la provincia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.