Exponen logros médicos en el hospital Enrique Cabrera

Aplican células madre en el tratamiento de la osteoartrosis de la rodilla y el linfedema de extremidades inferiores

Autor:

Yuliet Gutiérrez Delgado

Un tratamiento integral a las embarazadas con trastornos en la coagulación, y el uso de células madre en la atención de la osteoartrosis y el linfedema son algunos de los recientes resultados presentados por profesionales del Instituto de Hematología (IHI) y el Hospital Enrique Cabrera, como parte del programa científico previsto por esta institución para celebrar sus cinco décadas de vida.

Alentadoras perspectivas abre la terapia celular empleada por la doctora Aymara Baganet en la osteoartrosis de la rodilla, práctica que, según reveló a JR, se utiliza en lesiones degenerativas presentes en adultos con más de 50 años, quienes a los tres meses mejoraron su calidad de vida al disminuir el dolor, las dificultades en la marcha y el malestar durante el sueño.

El angiólogo Pedro Goicoechea obtiene similares logros con la utilización de células madre en pacientes con linfedema en miembros inferiores post-linfangitis, padecimiento que provoca inflamación en las piernas y en el cual no son satisfactorios los tratamientos tradicionales.

Goicoechea comentó que la terapia, sencilla y poco invasiva, permite disminuir la hinchazón en las extremidades inferiores y la formación de nuevos vasos linfáticos. Agregó que piensan extenderla a pacientes que sean portadores de linfedemas ocasionados por otras enfermedades.

La atención médica integral a embarazadas con deficiencias en la coagulación es la propuesta de Dunia Castillo González, jefa del Departamento de Hemostasia del IHI, quien dijo a nuestro diario que más del 90 por ciento de las féminas con esos trastornos pueden tener un parto sin complicación hemorrágica si reciben una atención obstétrica y hematológica coordinada con otras especialidades, lo cual facilita un tratamiento adecuado para cada variante de afección hematológica.

En el encuentro también se dieron a conocer los resultados de un estudio inmunohematológico de más de 20 años sobre diferentes conflictos de grupos sanguíneos que pueden provocar la enfermedad hemolítica perinatal, patología que si no es tratada causa anemia grave en el recién nacido, ictericia y daño cerebral irreversible.

Antonio Bencomo, doctor en Ciencias de la Salud y quien se encuentra al frente de esta investigación, explicó a JR que su principal aporte es que posibilita la identificación en la madre de los anticuerpos contra antígenos de los grupos sanguíneos causantes de la enfermedad, como respuesta a las diferencias genéticas entre los padres.

«Este estudio garantiza en el laboratorio un diagnóstico seguro de esos desórdenes, de las complicaciones asociadas y el tratamiento hemoterapeútico requerido por el bebé», enfatizó el también Vicedirector Técnico del IHI.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.