Por la unidad de acción

Desde el taller de experiencias regionales, los más de 180 jóvenes de 33 naciones participantes en el III Encuentro Juvenil Internacional de Solidaridad, comentaron experiencias exitosas e hicieron propuestas de acciones comunes

Autor:

Nyliam Vázquez García

Crear redes de comunicación, imprimir folletos, realizar manifestaciones simultáneas, llevar el caso a foros internacionales fueron algunas de las propuestas, que debatieron los jóvenes participantes en el III Encuentro Juvenil Internacional de Solidaridad  con los Cinco en el taller de experiencias regionales.

Los jóvenes, acompañados por Kenia Serrano, presidenta del Instituto de Amistad con los Pueblos (ICAP), Leira Sanchéz, miembro del Buró Nacional de la UJC, Rosa Aurora Freijanes, esposa de Fernando y los agentes de la Seguridad Raúl Capote, José Manuel Colleras, protagonizaron un rico debate que partió de la autocrítica en torno a lo que falta por hacer, en el que se compartieron los éxitos de las campañas solidarias en distintos países incluyó propuestas concretas para avanzar de conjunto.

Las intervenciones, más allá del país de origen, apuntaron como una necesidad común a buscar la unidad entre los solidarios, así como hacer más visibles las acciones realizadas. En el caso de los jóvenes desde un discurso propio, como apuntó la delegada cubana Yaniska Lugo, del Centro Martin Luther King.

A partir de la pregunta de los niños de la colmenita ¿Qué más podemos?, pero también sobre cómo hacerlo reflexionaron los muchachos, quienes hablaron de avances, retos y de los mucho que queda por hacer. Cada quien dijo lo suyo con la intención de construir un espacio conjunto que haga más eficaz la lucha por la libertad inmediata de Gerardo, René, Antonio, Fernando y Ramón, encarcelados injustamente en EE.UU. desde hace casi 13 años.

Representado a Palestina, Mohamed Abu Srour, propuso crear un círculo de solidaridad para la interconexión y además, llamó a reiterar el tema en Naciones Unidas, donde Cuba cuenta con el apoyo de los pueblos árabes y del mundo, como se refleja en la votación anual contra el bloqueo.

«Todo respeto por los Cinco es poco», dijo.

Un tema muy repetido en las intervenciones fue la necesidad de difundir toda la información disponible y todas las iniciativas. En ese sentido, Oscar García, de México, llamó a convertirse en reproductores de los contenidos relacionados con el caso, a potenciar las manifestaciones artísticas, y al uso de las nuevas tecnologías como herramienta para publicar y hacerlo en tiempo real.

«La información y el conocimiento es fuente de revoluciones. Hagámoslo desde abajo», expresó.

Desde el sistema educativo cubano, una experiencia presentada en el evento fue la Red Universitaria de Solidaridad con los Cinco, una iniciativa nacida en la CUJAE y hoy se extiende por 18 centros de la enseñanza media , 48 del nivel superior y que cuenta con tres mil miembros.

Yosuel Palacios, recién graduado de la Facultad de Derecho comentó la importancia de compartir lo que significan los Cinco y su lucha con los amigos del mundo que visitan las universidades o estudian en ellas. Mientras para la delegada del Centro Martin Luther King, es importante identificar los diferentes escenarios de trabajo, conectar el tema con las agendas de los diferentes foros y eventos internacionales, así como dar seguimiento a esos contactos que sumemos a la causa.

«Es necesario que los Cinco sean parte de la vida cotidiana », dijo.

Llegar en la red solidaria al amigo, del amigo, del amigo fue la propuesta de Yohana Valdés, hija de india y negro colombiano, como confesó, quien dijo salir del evento con un mayor compromiso con la libertad de los antiterroristas cubanos.

«Falta mucho por sensibilizar, hay que tocar las fibras humanas de todos y no usar palabras frías para abordar el tema », explicó la joven.

Luckson Kandemiiri, de Zimbabwe, pidió seguir en la recopilación de firmas y a intensificar el trabajo en África. «Tenemos muchas cosas en común, con las que podemos trabajar para destruir la manipulación», indicó.

«Nadie se suma a una causa que no conoce», expresó la esposa de Fernando, quien recordó en el taller a Nelson Mandela, como símbolo del tipo de lucha que se debe librar para sacar a los patriotas cubanos de prisión.

Otra propuesta, hecha por, Sandra Bakutz de Austria fue la realización de una manifestación para exigir la libertad de los Cinco, el mismo día, a la misma hora y frente a las embajadas del EE.UU. en los distintos países.

Por su parte, la presidenta del ICAP explicó algunas de las razones que sustentan el hecho de que esta lucha debe ser liderada por los jóvenes, como explicó Alarcón, por su energía y creatividad. Según dijo ahí está la clave y el reto es involucrar a los jóvenes, quienes ahora mismo protagonizan los principales cambios en el mundo.

«Debemos defender el derecho de los jóvenes a saber la verdad», apuntó. Asimismo, a partir de los contextos y complejas realidades nacionales, destacó la importancia de moverse en espacios comunitarios para ser más efectivos.

«En los Cinco están todas las razones», concluyó

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.