Pintar de rojo el mundo

Bajo el lema «Más sangre, más vida» se desarrollan múltiples iniciativas sanitarias a nivel mundial que involucran a todo aquel que desee salvar vidas. Cuba toma parte activa en ellas

Autores:

Mileyda Menéndez Dávila
Ana María Domínguez Cruz

Casi 90 millones de unidades de sangre donadas cada año en el planeta no son suficientes para cubrir las cientos de miles de transfusiones que a diario requieren personas en estado grave por accidentes de tránsito, aquejadas de cáncer, mujeres con complicaciones durante el parto, niños con anemia y pacientes quirúrgicos en general.

Por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) promueve iniciativas para sensibilizar y acoger a más donantes y aumentar así la seguridad, accesibilidad y estabilidad de las reservas de sangre en los sistemas de salud de todos los países.

Conformar una simbólica gota con quienes este martes decidieron vestir de rojo en el mundo fue una de esas iniciativas para visibilizar tan altruista empeño. La idea fue promovida desde Argentina, sede este año del Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra el 14 de junio en honor al nacimiento del doctor austriaco Kart Landsteiner, descubridor de los grupos sanguíneos humanos y Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1930.

El lema de este año fue «Más sangre, más vida», y Cuba es uno de los países que satisface esa demanda abasteciendo a toda su red de instituciones gracias al Programa Nacional de Sangre del Ministerio de Salud Pública, cuya principal fuente son las donaciones voluntarias que promueven los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), desde 1963.

Homenaje a donantes

En Cuba la jornada de homenaje a donantes de sangre inicia desde el 6 de junio para recordar la generosidad del pueblo cubano, que en fecha similar de 1970 se movilizó en una donación masiva para ayudar a la nación peruana, víctima de un terrible terremoto por esos días.

A la atención médica en Cuba se destinan unas 403 500 unidades anuales de sangre, además de otras donaciones especiales (plasmaféresis) para procesamiento industrial del plasma sanguíneo, cuyos componentes se aíslan para emplearlos en la elaboración de vacunas y otros hemoderivados de gran impacto en el mundo.

Así lo explicó a JR el doctor Ángel Suárez Escandón, jefe del Programa Nacional de Sangre, quien insistió en la necesidad de captar más donantes para enfrentar el aumento de las expectativas médico-quirúrgicas y oncológicas en el país.

Sobre todo hace falta comprometer a más jóvenes para compensar el envejecimiento paulatino de quienes durante muchos años han mantenido esa labor sistemáticamente, y sensibilizar también a personas con factor Rh negativo, un tipo de sangre bastante escaso en todos los grupos.

Este llamado se dirige de manera especial a La Habana, ciudad más habitada del país y en la que más operaciones se realizan cada día. Este año, por ejemplo, la mayoría de las intervenciones quirúrgicas se garantizaron con la sangre aportada por familiares o amistades de cada paciente, pero unas 66 000 donaciones acumuladas por los CDR capitalinos desde octubre pasado cubrieron el 15 por ciento de esas operaciones, cifra que irá aumentando en la medida en que sumemos más donantes al programa, dijo el coordinador nacional de los CDR, Carlos Miranda.

En el acto capitalino de homenaje a donantes de sangre, realizado en la zona 43 del municipio Plaza de la Revolución, se reconoció la meritoria actitud de 39 vanguardias nacionales, 184 provinciales y 109 municipales, seleccionados entre los más de 40 000 donantes con que cuenta la ciudad, 325 de ellos acogidos al sistema de plasmaféresis.

También se supo que los municipios más destacados fueron Plaza de la Revolución, Cotorro y Regla, y entre los colectivos juveniles capitalinos se destacó el aporte de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), y la Universidad de La Habana (UH).

Un estilo de vida

Cuando se trata de sangre, el MINSAP no escatima en materia de bioseguridad: para cada donante se utiliza siempre material nuevo desechable, y cada bolsita de 500 mililitros es cuidadosamente certificada y analizada para descartar la presencia de enfermedades transmisibles, grasas u otros compuestos que perjudiquen el proceso total.

En nuestro país el contagio del VIH u otras infecciones por la vía de las transfusiones se eliminó hace mucho tiempo, y cada vez se toman medidas más cuidadosas y se aplican tecnologías estándares internacionales para garantizar este proceder.

Donar sangre exige, además de buena salud, un estilo de vida acorde con la responsabilidad que se adquiere hacia quienes recibirán después este vital producto. No se es donante solo a la hora de extender el brazo.

Por eso no basta con destinar un día o una jornada a alabar la actitud de estas personas. Es preciso pensar en ellas siempre y enamorar a muchas más desde la adolescencia, para que al arribar a los 18 años se incorporen al programa de donaciones con sensibilidad y constancia.

«Reconocer este tipo de gesto en una reunión de la cuadra es importante, pero también lo es acompañarle en esos primeros pinchazos, y designar padrinos que les expliquen cómo y cada qué tiempo pueden acudir al banco de sangre… y si es alguien de la misma familia ¡mucho mejor! El ejemplo es importante para que las donaciones se mantengan de generación en generación», dice Migdalia Guillot, dirigente de los CDR en el municipio de Regla desde su fundación, y donante destacada por más de 20 años.

«También es preciso comentar en el barrio los casos de personas salvadas por una sangre que tal vez saliera de anónimos brazos juveniles, como los de estas nuevas captaciones en que trabajamos, porque eso ayuda a cuidarles, enaltecer su labor y enamorar a más donantes, tanto muchachas como varones», apuntó.

Más allá de un eslogan, quienes donan sangre de forma voluntaria son realmente salvadores de vidas, enfatizó el doctor Suárez Escandón: «Cuando la gente tenga verdadera conciencia de eso, las donaciones no se harán sobre la base de campañas o planes, sino de manera sistemática, lo que favorecerá su disponibilidad en clínicas y hospitales de toda la nación».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.