Preservan palma endémica cienfueguera

La planta guano barbudo, única de su tipo en el mundo y en peligro de extinción, requiere ser conservada sin hibridación

Autor:

Yoelvis Lázaro Moreno Fernández

CIENFUEGOS.— Con el propósito de aumentar de forma pura las escasas poblaciones del conocido comúnmente como guano barbudo, una palma endémica local en peligro de extinción y única de su tipo en el mundo, se desarrollan alrededor de 500 plantas de esta especie en viveros del Jardín Botánico del territorio, para ser sembradas posteriormente en varias zonas asociadas al lomerío del Escambray, donde suele crecer de forma natural.

El ingeniero Duany Suárez Oropesa, especialista en Conservación de la Flora al frente de la colección de palmas del Jardín Botánico de Cienfuegos, explicó que esta planta, cuyo nombre científico es Coccothrinax crinita, subespecie Brevicrinis, ha sufrido de modo progresivo en los últimos años un proceso de hibridación con otros árboles de las áreas en las que habita, lo que ha obligado a intensificar acciones para proteger y conservar la especie única, sin la influencia de otras.

Como principales causas de su peligro de extinción, Suárez Oropesa destacó la ocurrencia cada vez mayor de incendios forestales y la sobreexplotación a la que se ha visto sometida por el hombre, ya que algunas de sus partes sirven para confeccionar cepillos, escobas, sombreros, sogas y otros objetos artesanales.

El guano barbudo, propio de la vegetación cienfueguera, crece hasta una altura aproximada de seis metros y le cuelgan desde su estructura superior unos pelos en forma de crin. Esta palma se ubica especialmente al sudoeste de la provincia, en las comunidades rurales de Río Chiquito, La Yaba, La Campanilla, El Naranjal, Brichi y La Vega.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.