Continuará la Federación Estudiantil Universitaria presidiendo la OCLAE - Cuba

Continuará la Federación Estudiantil Universitaria presidiendo la OCLAE

Por votación unánime de las 36 federaciones asociadas a la OCLAE se otorgó nuevamente la presidencia a la más antigua de las organizaciones cubanas

Autor:

Juventud Rebelde

La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) fue ratificada al frente de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE), en reconocimiento a sus 45 años de labor ininterrumpida a favor de los reclamos históricos del movimiento estudiantil.

La noticia trascendió en la plenaria final del XVI Congreso de dicha organización, cónclave que hasta este domingo reunió en Montevideo, Uruguay, a más de 5 000 estudiantes universitarios y secundaristas de la región.

Maydel Gómez Lago, presidenta nacional de la FEU, comunicó que, por votación unánime de las 36 federaciones asociadas a la OCLAE, en calidad de miembros o amigas, se otorgó nuevamente la presidencia a la más antigua de las organizaciones cubanas, «por el papel desempeñado en la lucha por la soberanía latinoamericana y en defensa de los estudiantes de la región».

Fueron aprobadas una Declaración Final y dos resoluciones. Como los protagonistas de la Reforma de Córdoba en 1918, los jóvenes latinoamericanos y caribeños se enfrentan a un escenario marcado por los nuevos cambios que matizan a la Patria Grande, «necesarios para desaparecer la injerencia y encaminar a los países hacia el rescate de la soberanía y la independencia», reza en una de sus partes la Declaración Final.

Rechazaron también la criminalización de los jóvenes que se manifiestan por mejor educación, condenaron a Estados Unidos por su injerencia imperial, y reclamaron que los jóvenes del continente se unan para demostrar que otra América sí es posible.

Reivindicaron «los principios de autonomía, cogobierno y libertad emanados de la Reforma de Córdoba, así como también «la gratuidad y el libre acceso, conceptos esenciales de la universidad latinoamericana que defendemos y por la que luchamos día a día en nuestros países».

La educación pública —señala la Declaración Final— es un derecho humano fundamental y por lo tanto un deber incondicional del Estado de financiarlo y reglamentarlo.

En ese sentido, izaron también las banderas de la solidaridad para la pelea del movimiento estudiantil chileno. «Condenamos su represión y apoyamos de manera incondicional su lucha a favor de la educación justa y segura que el neoliberalismo le quitó».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.