Parque Nacional de Cuba sitio ideal para turismo especializado

Al paraje natural se accede únicamente por mar y debido a su aislamiento geográfico y no tener desarrollo poblacional se considera el más conservado de los grupos insulares que rodean el archipiélago

Autor:

Juventud Rebelde

Con unas 17 embarcaciones para la pesca y 50 puntos de buceo en todo el litoral del sur, Jardines de la Reina dispone del hotel flotante Tortuga, el cual recibe a turistas cada seis días.

El Parque Nacional Jardines de la Reina, al sur de las provincias de Ciego de Ávila y Camagüey, es un punto ideal para la pesca y el buceo internacionales en Cuba.

Allí se desarrolla un programa de turismo especializado muy acogido por visitantes italianos, canadienses, rusos, checos e ingleses, quienes despiertan gran interés por la modalidad de vida a bordo.

Con unas 17 embarcaciones para la pesca y 50 puntos de buceo en todo el litoral del sur, Jardines de la Reina dispone del hotel flotante Tortuga, el cual recibe a turistas cada seis días.

Juan Carlos Morales, uno de los guías de la pesca deportiva en ese archipiélago cubano, señaló a Prensa Latina, que emplean el método de captura-marca-suelta para no afectar a las especies de habitan en la zona.

Ese conjunto de ínsulas, situadas en la costa sur, está rodeado por corrientes marinas y un rico arrecife coralino donde habitan especies de quelonios. Además, es el principal sitio de desove de las cuatro especies de tortugas marinas de Cuba.

También en el área existe una de las principales poblaciones de cobos (Strombus gigas) del país.

Allí funciona un centro internacional de buceo que oferta inmersiones en toda la extensión en los cayos Grande, Caballones, Anclitas, Piedra Grande y Cachiboca.

Sus fondos marinos aguardan gran variedad de especies coralinas -abanicos, esponjas, gorgonias-, algas, coral negro, moluscos y crustáceos, los que constituyen un gran atractivo para los turistas foráneos.

Ya sus aguas más profundas muestran un accidentado relieve donde viven numerosas especies de peces, algunos de gran tamaño como el sábalo, la palometa y el macabí.

Por esos parajes marinos el visitante puede disfrutar de un show de buceo con tiburones de seda y grises, en los islotes Caballones y Boca de Piedra.

Jardines de la Reina, con más de cien kilómetros cuadrados, lo distingue el buen estado de los arrecifes coralinos, la alta productividad de los manglares, los pastos marinos y la abundancia y talla de los peces que la habitan.

A ese Parque Nacional cubano se accede únicamente por mar y debido a su aislamiento geográfico y no tener desarrollo poblacional, sino sólo un turismo muy limitado, se considera el más conservado de los grupos insulares que rodean la isla.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.